Llamado del obispo sirio-ortodoxo salven a la población de Qalamoun
de Silwanos Boutros Naameh
Desde hace 4 días los pueblos están sitiados por los rebeldes jihadistas y están sin comida, medicamentos, electricidad y comunicación. Los rebeldes pertenecen al grupo Liwa al-Islam, apoyados por Arabia Saudita. El obispo pide que se garantice un corredor humanitario a la población y ruega a los asediadores para que "tengan piedad".

Beirut (AsiaNews) - El obispo sirio-ortodoxo Silwanos Boutros Naameh hizo un llamado para que la población de Sadad y Hofar, en la región de Qalamoun (Siria occidental, cerca del Líbano), unas 3 mil personas, sean respetadas, liberadas del asedio y puedan ser transferidos a lugares seguros cerca de Homs.

El obispo se dirige a todas las personalidades religiosas del mundo y a todos los responsables de las naciones, además que a los hombres de buena voluntad para que la gente-que cada día está obligada a permanecer encerrada en sus casas, sin comida o medicamentos- pueda salir del asedio.

La zona de Qalamoun está dominada por los rebeldes de Liwa al-Islam, bajo el mando de Zahran Aloush, sostenido financieramente y militarmente por Arabia Saudita. La ocupación de Qalamoun es la premisa para el lanzamiento de una nueva guerra contra el ejército sirio y los Hezbollah libaneses, que someterían a los islamistas jihadistas al área de la Bekaa y las vías de comunicación entre Homs y Damasco.

Publicamos abajo el llamado de mons. Silwanos y pedimos que lo difundan por todo el mundo.

"A las instituciones y organizaciones humanitarias y religiosas del mundo, como así también a las personas que tiene un rol humanitario y son de buena voluntad:

Yo les envío este pedido en nombre de hombres, mujeres, niños. Jóvenes y muchachas inocentes que se encuentran en este momento sitiadas en zonas inalcanzables, de donde no pueden huir y donde nosotros no podemos llegar.

Se trata de los pueblos de Sadar y Hofar en la región de Qalamoun en Siria. Nosotros os dirigimos estas palabras para pedirles que hagan llegar este pedido a las personas responsables del sitio, que prohíben la salida de la población hacia cualquier dirección, sea hacia el convento de Al-Attieh, sea en dirección de la ciudad de Homs, donde nosotros podríamos recibirlas.

Yo suplico a todos aquellos que son miembros de Organizaciones influyentes en el mundo y a aquellos que tienen contacto con los partidos [en guerra] que hagan presión sobre los asediadores y parlamentar con ellos, para que faciliten la transmisión de este pedido y la liberación con toda la seguridad necesaria de esta población que son tenidas como rehenes, si bien la mayor parte de ellos aún no han sufrido ningún abuso.

Desde hace 4 días esta población está sitiada, sin electricidad, sin agua, sin comunicaciones, no disponen de un poco de comida, y entre ellos hay niños a los cuales les falta leche y enfermos que necesitan medicamentos.

La población sitiada es de cerca de 3 mil personas. Los grupos asediadores prohíben que ellos puedan salir de sus casas, por el contrario, presionan a ellos para que no abandonen sus habitaciones, al contrario de cuanto dicen a voz.

Nosotros imploramos ayuda y sostén activo a todas las Organizaciones, a todos los hijos de nuestras Iglesias dispersas por el mundo. Ayúdennos y cooperen en un modo adapto y sin declaraciones que puedan influenciar la seguridad de los sitiados y de los residentes en siria. Nuestro pueblo jamás lo olvidará.

Lo refirmo, precisando nuestras buenas intenciones, para no poner en riesgo la seguridad de nuestros vecinos: difundan este pedido en vuestros blog y en vuestros sitos, transmítanlo a los periódicos, a las revistas y a todo medio de información. Envíenlo a todos aquellos que podrían

Tener un rol positivo para la solución que incluya la liberación de esta gente.

Por parte nuestra, en nuestra misión, repetimos en nombre de Dios, nuestro pedido a los grupos asediantes para que tengan piedad de estos inocentes que no tienen ninguna responsabilidad en esta tragedia, para que los dejen salir sanos y salvos, reservando a ellos un trato bueno. Pedimos a Dios dé a estas poblaciones paciencia, fuerza, esperanza, coraje, salud y vigor... ¡Señor, Señor, no los abandones!

 

SYRIA-_syrian_rebels.jpg