Aumentan los decesos de emigrantes nepaleses, pero para Riad son muertes naturales
de Christopher Sharma
Desde el 2000 más de 7.500 personas emigradas a los Países árabes muertos en circunstancias misteriosas. Solo 3.500 en Arabia Saudita, 63 desde octubre de 2013. Katmandú inicia una investigación para tratar de hacer luz sobre los decesos. Médicos y asociaciones por los derechos humanos denuncian torturas y violencias contra los trabajadores extranjeros.

Katmandú (AsiaNews)- Las muertes de los emigrantes nepaleses a los Países del Golfo Pérsico, preocupan al gobierno de Katmandú, que en estos días inició a investigar las causas de los decesos, a menudo causados por explotación y abusos por parte de los empleadores árabes. Según las estadísticas oficiales, desde el 200 son más de 7.500 las personas emigradas por trabajo a los países musulmanes muertos en circunstancias que hay que esclarecer, unos 3.500 en la sola Arabia Saudita, donde se registraron 65 decesos en los últimos tres meses de 2013. Las autoridades de los estados árabes sostienen que las muertes se debieron a circunstancias naturales, pero hasta ahora no han explicado cuáles sean "tales circunstancias". En estos años muchos emigrantes que volvieron a Nepal de los países del golfo, contaron historias horribles sobre las condiciones de trabajo y humanas, denunciando violencias, abusos y de tentativos de conversión forzadas al islam.

Un funcionario de la embajada de Nepal en Riad, explica a AsiaNews que la policía archiva siempre las muertes como "causas naturales", pero rechaza enviar una relación detallada sobre las condiciones de las personas muertas, normalmente la edad de las víctimas oscila entre los 20 y 40 años. "También nosotros-afirma el diplomático- pensamos sea improbable que tantos jóvenes mueran por causas naturales. ¿Cómo puede una persona de apenas 20 años morir improvisamente sin razones externas, cuando hay testigos que cuentan que él no tenía ningún problema pocas horas antes de morir?" De hecho muchas relaciones difundidas por las organizaciones de derechos humanos, y también datos del ministerio de Relaciones extranjeras de Nepal y de las embajadas en los Países árabes denuncian las graves condiciones de trabajo a las cuales están sometidos los trabajadores emigrantes. Entre las principales causas de deceso están los abusos en el trabajo, condiciones de alojamiento a los límites de los derechos humanos, stress físicos y mentales, más la discriminación ligados a la religión. Diversos consultores del Ministerio de trabajo (Dofe) subrayan que "la tendencia de la policía saudita que tachan de muertes como "naturales" tiene mucho de "siniestro".

Ganesh Gurung, consultor y experto de gestiones prácticas de trabajadores en el extranjero, dice que "es necesario investigar sobre tales casos y escavar más en profundidad". Para el estudioso las muertes podrían estar ligadas a homicidios o torturas. "Es posible- agrega- que la policía archive los decesos como naturales solo para evitar investigaciones y largos ´procesos". Gurung tuvo la posibilidad de observar los cadáveres al retorno a sus patrias y la mayor parte presenta heridas no debidamente curadas.

Divasch Acharya, vocero del Dofe, nota que existen muchas lagunas en la orientación de los emigrantes al momento de la partida de Nepal, sobre todo en lo que se  refiere a la condición de salud de ellos. Aún así, los médicos y activistas por los derechos humanos apuntan el dedo contra el gobierno, que en estos años ha ocultado todo sobre las causas de las muertes, sosteniendo que esas sobre todo se debían a stress, costumbres alimenticias equivocadas y condiciones meteorológicas, tomando la misma posición que Riad.

Para Bisnu Rimal, líder del sindicato Gefont, el principal problema es la absoluta imposibilidad de verificar por parte de los órganos independientes. "Nadie puede entrar a Arabia Saudita- explica- no tenemos otra alternativa que confiar en las relaciones de la embajada".

 

 

NEPAL_(f)_0107_-_Migranti_Arabia_Saudita.jpg