Amman condena la escalada de Israel en la Explanada de las mezquitas
de Joshua Lapide
Israel permitió la visita al ministro Uri Ariel, responsable de las habitaciones y construcciones, gran sostenedor de los asentamientos en los Territorios ocupados. Enfrentamientos entre jóvenes y soldados israelíes. Otros enfrentamientos sucedieron por haber prohibido la entrada de musulmanes menores de 40 años para la plegaria del viernes. Jordania teme mayores violencias y aumento del extremismo religioso.

Jerusalén (AsiaNews)- El gobierno jordano condenó a la que definió "escalada" de Israel hacia la Explanada de las mezquitas (Al-Aqsa), después de haber permitido la visita a un ministro de extrema derecha israelí. El gobierno de Amman advirtió que estas medidas podrían acarrear siempre más violencias.

Hace dos días, Uri Ariel, el ministro para las casas y las construcciones, ha visitado la Explanada situada en la Ciudad vieja. Ariel es uno de los líderes del partido "Jewish Home" (HaBayit HaYehudi) de la extrema derecha religiosa, sostenedor d las colonias en los territorios ocupados palestinos y ferviente sionista.

Su visita a Al-Aqsa fue vista inmediatamente como una provocación y ha desencadenado enfrentamientos entre jóvenes palestinos y la policía israelí, con lanzamiento de piedras.

En una declaración del ministerio de Información de Amman, se afirma que "Jiordania rechaza la escalada de Israel a Al-Aqsa, como también las medidas que permiten a los radicales violar Al-Aqsa, que está bajo la protección de la policía y de las fuerzas ocupantes"

"Estas acciones- continúa el comunicado- traerán mayores violencias y dará pie para que renazca el extremismo religioso en la región".

La advertencia de Jordania- que oficialmente es custodia de los lugares santos islámicos en Jerusalén- es no imponer nuevos pesos a la situación de Al-Aqsa.

El pasado 14 de marzo, día de la plegaria para los musulmanes, la policía israelí prohibió la entrada a la mezquita y a la Explanada a los palestinos menores de 40 años. La prohibición es impuesta por Israel en momentos de tensión.

Los diversos centenares de fieles que fueron detenidos a la entrada de la Explanada se esparcieron por las calles de Jerusalén para la oración del mediodía. Pero en un lado u otro, a causa de las restricciones y puestos de bloqueos sucedieron enfrentamientos entre soldados y palestinos.

ISRAEL-_Al_Aqsa_militarized.jpg