Yudhoyono "cancela" lucha anti- china y restaura los términos abolido por Suharto
de Mathias Hariyadi
El presidente de Indonesia, con el decreto 12/2014, vuelve a introducir las denominaciones históricas de "Tionghoa" para las personas de origen chino y "Tiongkok " para "China". Según algunos es sólo un movimiento para ganar apoyo electoral. Para otros, es la culminación de una "batalla larga".

Yakarta (AsiaNews) - En una medida dictada por la política de oportunidades y la búsqueda de consenso, las decisiones que, después de algún tiempo, restaura la dignidad y el respeto en una minoría importante del país; un cambio que no afecta en la vida cotidiana y que no es un punto de inflexión en términos de igualdad de derechos y oportunidades. Comentarios sobre la polémica decisión de Susilo Bambang Yudhoyono, quien, a través del Decreto Presidencial 12/2014, decidió cambiar el nombre por el cual se identifican de origen chino nativo: Tionghoa sustituye a "chino" y Tiongkok para "República de China". Así, el Jefe de Estado ha recuperado una definición en vigor antes de la llegada al poder del presidente Suharto, quien durante su mandato ha llevado una dura lucha contra el Partido Comunista de Indonesia (PKI) y sus afiliados. Sus orígenes se remontan a 1967, de hecho, la ley de la Presidencia (número 14) que prohíbe cualquier tema relacionado con la cultura y la tradición de China.

En Indonesia, el país musulmán más poblado del mundo, cualquier conexión con el comunismo o la pertenencia (en el pasado) al difunto PKI  es aún materia de controversia hoy, después de muchas décadas. El intento de golpe del 30 de septiembre 1965, patrocinado por grupos desviados de los servicios secretos pro - comunistas, con el objetivo de deponer al presidente Sukarno, ha dejado una marca indeleble en la historia de la nación.

El posterior aumento de poder de Suharto, quien entre 1967 y 1998 dirigió el país con mano de hierro, se ha traducido en una caza de miembros del partido y simpatizantes. Muchos de los afiliados fueron enviados al exilio en la isla - prisión de Buru (Molucas), sin juicio ni defensa. Durante los años del régimen fueron asesinados o desaparecidos por lo menos dos millones de personas y, aún hoy, continúa un clima de desconfianza, la hostilidad y la persecución.

En el momento de Sukarno, el Partido Comunista podía contar por lo menos con cinco millones de miembros y una estrecha relación tanto con China, que con la entonces Unión Soviética. El primer presidente de Indonesia también había lanzado la idea de un eje entre "Yakarta- Beijing- Pyongyang", con el fin de luchar contra el imperialismo británico y EE.UU. en el sudeste de Asia. La agitación política y el ascenso de Suharto condujo al acercamiento a Occidente, buscando sospechosos "simpatizantes" comunistas y la prohibición de cualquier elemento de la cultura china. Un ostracismo que duró hasta fines del año dos mil, cuando el presidente reformista Abdurrahman Wahid " Gus Dur " ha vuelto a introducir el Año Nuevo chino y relanzado el concepto de una nación plural y multicultural.

Hoy Yudhoyono, en vista de las elecciones generales del 9 de abril y el voto para presidente en julio, eliminó las definiciones de discriminación "ya que no cumplen con los requisitos constitucionales", y su sustitución por Tionghoa y Tiongkok, más respetuosa e incluyente hacia las minorías. Sin embargo, las reacciones mixtas surgen en referencia a la elección del presidente: para el  hombre de negocios católico Hendrawan, 60 años, natural de Yakarta Norte, "el motivo es la razón puramente política, para ganar apoyo en el electorado de los chinos étnicos" en vista de la doble votación prevista en 2014. Para Lilly Esclava, 55 años, laureada en la literatura china, también hay razones de naturaleza anagráfica. "Para aquellos que tienen menos de 60 años - dijo - no hay grandes diferencias entre 'Chino' y 'Tionghoa'. Pero para aquellos que tienen más de 60 años y han sufrido el régimen de Suharto, estas dos palabras contienen un significado muy diferente". Como se desprende de las palabras de Michael Purnama Utama, un empresario católico y activista prominente, que tuvo larga lucha en defensa de los derechos de los descendientes de la etnia china. "Nuestra larga batalla por la restauración de los dos términos ha tenido éxito... ¡Deo Gratias!".

 

 

 

INDONESIA_-_Tionghoa_discendenti.jpg