Paul Bhatti: "Queremos respuestas concretas contra las injustas condenas a muerte por blasfemia"
En los días pasados una pareja de Gojra terminó en le brazo de la muerte por haber enviado unsms al imán local que contenían insultos a Mahoma.. También en este caso, como para Sawan Masih y Asia Bibi, se tratan de acusaciones falsas para resolver controversias personales. El obispo de Islamabad anuncia una nueva jornada de ayuno y oración. La solidaridad de los cristianos hindúes.

Islamabad (AsiaNews)- "Estamos disgustados por lo que está sucediendo en Paquistán. La All Pakistan Minorities Alliance (Apma) rechaza con fuerza estas condenas. Ahora se necesitan respuestas concretas como primera cosa, buenos abogados que estén a la altura de la defensa de los imputados". Es cuánto subraya Paul Bhatti, ex ministro federal de Armonía nacional y líder del Apma, comentando las recientes condenas a muerte contra cristianos por (presuntos) reatos de blasfemia. La última situación surgió el fin de semana y se refiere a una pareja originaria del Pujnab, terminada en el brazo de la muerte por haber enviado- según la acusación- un sms conteniendo insultos hacia el profeta Mahoma. Ya en los días pasados la Iglesia católica paquistaní, junto a activistas cristianos y musulmanes, había celebrado en varios momentos ayunos y oraciones por Sawan Masih y Asia Bibi i, dos víctimas de la "ley negra", condenados a muerte y en espera del proceso de apelación.

El pasado 4 de abril, un tribunal de Paquistán oriental ha condenado a muerte a una pareja cristiana por blasfemia. Shafqat Emmanuel y Shagufta habrpia, según la acusación, enviado mensajes de texto al imán de la mezquita de su zona, que contenían ofensas contra el islam y el profeta Mahoma. Los hechos fueron en julio pasado y los dos de unos cuarenta años, se encuentran ahora encarcelados en la cárcel de Toba Tek Sing; la pareja es originaria de Gpjra y tienen 3 hijos Ambos rechazan con fuerza las acusaciones del líder islámico Maulvi Hussain y anuncian que tienen intención de recurrir en apelación contra la condena. El teléfono del cual partieron los mensajes incriminados, de hecho se había extraviado mucho tiempo atrás y no estaba en posesión de los cristianos. 

La situación de la pareja cristiana se une al drama de Asia Bibi y Sawan Masih. La mujer, desde noviembre 2010 está en el brazo de la muerte, sometida a un régimen de aislamiento, en cárcel por motivos de seguridad, es desde hace tiempo el símbolo de la lucha contra la "ley negra". Después de varios reenvíos, el próximo 14 de abril se debería celebrar la primera audiencia del proceso de segundo grado. El cristiano de 26 años, en cambio fue condenado detrás de falsas acusaciones, que en realidad esconden problemas personales con el querellante. En este caso el proceso de apelación está previsto para el 25 de julio próximo, en la Alta corte de Lahore.

Interpelado por AsiaNews, Paul Bhatti- hermano del ex ministro federal por las Minorías Shabbaz, masacrado por los extremistas islámicos en marzo de 2011, por haberse opuesto a los abusos perpetrados en nombre de las leyes sobre la blasfemia-explica que "es necesario individuar a un buen abogado, en lo posible musulmán, para probar la inocencia de los acusados". El líder Apma, que recogió la heredad de Shabaz, agrega además que es necesario "hablar con personalidades islámicas influyentes" para desmontar los puntos de las acusaciones y hacer surgir la verdad. "Hasta hoy- continúa- según la investigación de la policía resultan culpables y los jueces, detrás de presiones de los fundamentalistas, deciden por la condena a muerte".

Bhatti manifiesta optimismo, porque "tenemos todavía posibilidades de apelación, hasta llegar a la Corte Suprema". Él, como en el pasado, no renuncia de acusar a las Ong y otros grupos que "viven de estas cosas y hacen más mal que bien, presentando abogados jóvenes y a menudo mal pagados, que en los tribunales se revelan poco influyentes". Para el ex ministro es una "triste realidad, porque estos casos de blasfemia, pueden ser resueltos en modo positivo", como el caso de la joven Rimsha Masih , para la cual el mismo Bhatti se jugó en primera persona. "Reciéntemente contacté a varios imanes y a un ministro para los Asuntos religiosos- concluye- y estamos al inicio pero con un apoyo concreto y con una buena voluntad lo lograremos".

El obispo de Islamabad/Rawalpindi se lanza contra las nuevas condenas por blasfemia: "Hace mal ver que a una sola semana de distancia de una incriminación a daños de una persona- subraya a AsiaNews, mons. Rufin Anthony- otra pareja sea condenada a muerte". Todo por el envío de un mensaje por teléfono, agrega el prelado, y "no es la primera vez que alguien sea perseguido en vías legales por el envío d un mensaje de texto". El obispo anuncia un nuevo día de ayuno y oración para el  miércoles 9 de abril, "por todos los que están encerrados en el brazo de la muerte". Un pedido al cual adhiere la Masihi Foundation and Life for All pakistan, que anuncia una "manifestación de protesta pacífica" para la jornada.

El eco de los acontecimientos llegó también a India, donde se renuevan los pedidos para la liberación de personas inocentes que nada tienen que ver con los reatos por blasfemia. Sajan George, presidente de Global Council of Indian Christians (Gcicii), habla de "leyes injustas", la acusación "más fácil de hacer contra una oersona" para obtener una condena, tanto que se convierten en normas "abusadas" para resolver casos o disputas personales". También en este caso, agrega el líder cristiano hindú, la acusación partió de un imán, perteneciente a la mezquita de Gojra, localidad "con una historia de violenze anti-cristiane   sobre las espaldas".

(Han colaborado Jibran Khan y Nirmala Carvalho)

PAKISTAN_-_INDIA_-_blasfemia_ok.jpg