Mar Chino meridional: Manila quiere procesar a los pescadores chinos por pesca ilegal
Un tribunal filipino acusa a 11 marineros de Beijing por la pesca de "especies protegidas". Fueron sorprendidos con centenares de tortugas marinas a bordo, y ahora arriesgan hasta 20 años de cárcel. Beijing amenaza retorsiones y reivindica un "indiscutible soberanía" en la zona. Advertencia al Asean: algunas naciones (Vietnam) dañan "la amistosa colaboración".

Manila (AsiaNews/Agencias)- Un tribunal filipino incriminó a 9 pescadores chinos, arrestados en los días pasados en las aguas en litigio del mar Chino meridional, por daños contra el ambiente, no obstante las retorsiones y represalias lanzadas por el gobierno de Beijing. La acción judicial es sólo el último de una serie de enfrentamientos, no sólo diplomáticos, entre el País del Dragón y diversas naciones del área Asia-Pacífico. Se hace cada vez más tensas las relaciones con manila, que denunció a China en el  tribunal internacional Onu, y con Hanói, que varias veces protestó contra la instalación de piataforma para la extracción en un punto de pertenencia exclusiva de Vietnam. En este caso, el juez acusó a los pescadores de haber violado las leyes "contra la pesca ilegal" y la "captura de especies protegidas", después de haber sido sorprendidos con una enorme cantidad (centenares) de tortugas marinas- especie protegida- a bordo se sus embarcaciones. Detenidos la semana pasada, a bordo de la embarcación había 11 miembros del equipaje, que ahora corren el riesgo de hasta 20 años de prisión y una fuertísima multa, si reconocidos culpables.

La naves de patrullaje de manila sorprendió al barco pesquero chino a los largo de las Half Moon Shoal, disputadas por Beijing, distante 111 Km (solo 60 millas náuticas) de la costa de Palawan, la punta más occidental del archipiélago filipino. Dos marineros esra menores de edad y por esa razón no serán procesados. Los ejemplares que sobrevivieron a la captura fueron liberados en la bahía de Palawan. Beijing intimó a Filipinas para que liberasen a los pescadores, porque gozaría de una "indiscutible soberanía" sobre los islotes y amonesta a manila para que "deje" de tomar nuevas acciones de naturaleza provocativa".

La controversia entre China por un lado y Vietnam y Filipinas por el otro, fue el centro del último vertice Asean, que se realizó el fin de semana en Myanmar. Los líderes de la asociación que reúne a 10 Países del Sudeste asiático han manifestado una "gran preocupación" por las disputas territoriales e invitó a las partes en causa (sin citar en modo explícito a Beijing) a ejercitar la "prudencia" y evitar "el uso de la fuerza". Como respuesta, Beijing criticó a "algunas naciones" que dañan "la amistosa colaboración) con la Asean misma. Hua Chunying, vocero del ministerio chino de Exteriores, subrayó que la "cuestión inherente al mar Chino meridional no es un problema entre China y la Asean", si bien "algunas naciones" traten en algún modo de "poner en peligro" esta colaboración.

Desde hace tiempo Vietnam y Filipinas manifiestan una creciente preocupación por el "imperialismo" de Beijing en los mares meridionales y orientales: el gobierno chino reivindica una feta consistente de océano, que comprendería las islas disputadas- y la soberanía de las  la soberanía de la Spratly y de la isla Paracel por Vietnam, Taiwan, Filipinas, Brunei y malasia (casi el 85% de los territorios) En los últimos meses China promovió iniciativas de naturaleza política, económica y diplomática para impedir el regular desrrollo de la pesca o de la navegación a embarcaciones extranjeras en las aguas disputadas. Varios países del Sudeste asiático, junto con EEUU sostienen las reivindicaciones, que varias veces han clasificado de "ilegales e irracionales" la así llamada "lengua de buey", usada por Beijing para demarcar el territorio.

La hegemonía reviste un carácter estratégico para el comercio y la explotación de petróleo y gas natural del fondo marino, en una zona de elevado interés por el pasaje de los dos tercios de los comercios marítimos mundiales. Las islas, casi deshabitadas, son muy ricas en recursos. Petróleo y gas natural- y materias primas. La controversia interesa en diversos niveles también a India, Australia y EEUU, con interese contrapuestos y alianzas entrecruzadas que hacen de la región Asi-Pacífico uno de los puntos más calientes a nivel geopolítico y posible factor de inicio de una nueva guerra planetaria.

 

 

FILIPPINE_-_VIETNAM_-_CINA_-_controversie_mari_.jpg