Papa: hoy hay más mártires en la Iglesia que en los primeros siglos, perseguidos o "expulsados con guantes blancos"
"Sabemos que no hay crecimiento sin el Espíritu: es Él quien hace la Iglesia". "Pero también se requiere el testimonio de los cristianos. Y cuando el testigo llega al final, cuando las circunstancias históricas nos piden un testimonio fuerte, son los mártires, los mayores testigos.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - "Hay más mártires en la Iglesia que en los primeros siglos", perseguidos, como ocurre en el Medio Oriente, o "expulsados de forma elegante, con guantes blancos". El Papa Francisco lo dijo hoy durante una misa celebrada en la Casa de Santa Marta, en el día en que recordamos a los santos mártires de los primeros tiempos de la Iglesia romana, que fueron muertos a los pies de la colina del Vaticano por orden de Nerón tras el incendio de Roma en el año 64.

Según informa Radio Vaticano, el Papa ha dicho que en la oración al comienzo de la Misa, donde se recuerda que el Señor ha "fertilizado con la sangre de los mártires de los primeros brotes de la Iglesia de Roma", "se habla del crecimiento de una planta" y esto nos hace pensar en lo que Jesús dijo:"el reino de los cielos es como un hombre que ha arrojado la semilla, luego se va a su casa", y - dormido o despierto -" la semilla crece, brota, sin que él sepa cómo". Esta semilla es la Palabra de Dios que crece en el Reino de Dios, se convierte en la Iglesia gracias a "la fuerza del Espíritu Santo" y "el testimonio de los cristianos."

"Sabemos - dijo - que no hay crecimiento sin el Espíritu: es Él quien hace de la Iglesia, él es el quien hace crecer a la Iglesia, es el que llama a la comunidad de la Iglesia, pero también requiere del testimonio de los cristianos. Y cuando el testimonio llega al final, cuando las circunstancias históricas nos piden un testimonio fuerte, están los mártires, los mayores testigos. Y la Iglesia viene regada por la sangre de los mártires. Y esta es la belleza del martirio. Comienza con el testimonio día tras día, y puede terminar como Jesús, el primer mártir, el primer testigo, el testigo fiel: con la sangre".

"Pero hay una condición para el testimonio, para ser verdad debe ser sin condiciones". "Hemos escuchado el Evangelio, esta ese que dice al Señor que lo seguirá, pero pide una condición: tomarse una licencia o ir a enterrar a su padre... el Señor se lo impide:"¡No! '. El testimonio es sin condiciones. Debe ser firme, debe ser decisivo, debe ser con el lenguaje que Jesús nos lo dice, tan fuerte: 'Vuestro lenguaje es sí, sí, no, no'. Este es el lenguaje de los testigos".

"Hoy fijémonos en esta Iglesia de Roma que está creciendo, regada por la sangre de los mártires. Pero es justo que nosotros pensemos en tantos mártires de hoy, tantos mártires que dan su vida por su fe." Es cierto que muchos cristianos han sido perseguidos en la época de Nerón, pero "hoy en día no son menos."  "Hoy  hay tantos mártires en la Iglesia, muchos cristianos son perseguidos. Pienso en el Medio Oriente, los cristianos que han de huir de la persecución, los cristianos asesinados por sus perseguidores. También  los cristianos expulsados en forma tan elegante, con guantes blancos: es también una persecución. Hoy son muchos los testigos, hay más mártires en la Iglesia que en los primeros siglos. Y en esta Misa, recordando nuestros gloriosos antepasados, aquí en Roma, también pensamos en nuestros hermanos y hermanas que viven perseguidos, que sufren y que con su sangre hacen crecer la semilla de muchas iglesias pequeñas que nacen. Oremos por ellos y por nosotros".

 

 

1529902_LancioGrande.jpg