Bao Tong: para detener la corrupción, el partido debe actuar dentro de los límites de la Constitución
de Bao Tong
La soberanía del pueblo, la opinión pública, y un poder judicial independiente como un freno al poder absoluto del Partido. El gran estadista habla de un sueño que "merece ser perseguido". Una cláusula válida sólo en el papel, cuyo espíritu fue "muerto" en la masacre de la Plaza Tiananmen. Cortesía de Radio Free Asia.

Beijing (Asianews / RFA) - En mis artículos sobre la lucha contra la corrupción y el imperio de la ley, he dicho que el Partido Comunista Chino [en el poder] debe ser restringido por tres elementos distintivos: la soberanía del pueblo, de la opinión Pública y la supervisión, y la independencia del poder judicial.

Algunas personas han dicho: "Bao Tong está soñando". Pero creo que es un sueño que merece ser perseguido.

Otros me han dicho que es un sueño casi imposible. Pero no necesariamente, porque son aspiraciones comunes, y la gente debe ser capaz de vivir su vida en este mundo sin ser sacudido en todas las direcciones por las innumerables obligaciones. No hay diferencias. En una república, ¿cuál funcionario público tiene el derecho de impedir a un ciudadano de votar o supervisar las acciones de su gobierno?

¿Cuál miembro de una organización política de este tipo tiene el derecho de cerrar la boca a la otra? ¿Y quién se atreve a desafiar las leyes en ese caso?

Por supuesto, dentro de un sistema republicano  hay algunas manzanas podridas, pero una vez identificadas, los tres elementos deben entrar en juego, ya que de inmediato empieza a subir una gran nube de polvo.

Con estos elementos en el campo, la gente no debe temer una corrupción sistemática que pudra todo el árbol. Siempre hay lagunas, pero no se pueden regular  hasta que alguien no los pone en la atención general.

Sin embargo, si hay fuerzas brutales que se sienten con derecho a destruir la eficacia de estos controles y equilibrios, y si estas fuerzas son más poderosos que todos los demás, entonces estamos realmente en un gran peligro.

Límites de la Constitución

Afortunadamente para nosotros los chinos, mientras que el Partido Comunista sea considerado la máxima autoridad, el partido no se considera por encima de la ley y la Constitución; del resto es la misma Constitución que aclara que "¡debe actuar dentro de los límites establecidos por la ley y el derecho!".

Por lo tanto, en línea totalmente teórica, los tres elementos de control y contrapeso no deberían ser un problema en China. Nuestra Constitución dice que China es una república en la que todos los poderes pertenecen al pueblo, con un gobierno electo, donde las personas gozan de libertad de expresión y de pensamiento, de prensa, y en la cual la justicia  se expresa la independencia del poder judicial.

Luego, en el supuesto de que el Partido Comunista está haciendo su camino sin prevaricar sus fronteras, dentro de los límites de la Constitución y la ley, deberíamos ver un flujo constante de tigres y moscas que nacen y florecen en la tierra fértil de nuestras instituciones.

Eso es porque, en realidad, no es necesariamente imposible frenar el Partido Comunista. Por lo menos, puede establecerse algunas estacas. Después de todo, no debe ser más difícil de lograr, al menos, el mismo respeto por el Partido que la misma Constitución.

Los mismos comunistas chinos querían incluir una cláusula de este tipo dentro de su Constitución. La Constitución de la Internacional Comunista no tenía una norma de este tipo. En los primeros días, los partidos comunistas fueron modelados en la de Mao [Zedong]; eran todos productos del leninismo y no tenía respeto por la ley. Según la tradición, los partidos que se unieron a la Comintern también carecían de una cláusula de este tipo.

Ha sido el propio Partido Comunista de China que ha tenido la previsión [de agregar una]. Sucedió en 1982, casi 40 años después de la disolución de la Comintern, y cinco años después de la muerte de Mao. La Revolución Cultural había fracasado en el plano político, es por eso que el partido ha tomado conciencia de la necesidad de agregar esta cláusula: el fruto de la experiencia amarga.

Cláusula de legalidad

[El ex primer ministro] Hu Yaobang y Zhao Ziyang, junto con Xi Zhongxun [padre del actual presidente Xi Jinping] han querido tomar un buen grado de ventaja en vista del 12 º Congreso del Partido Comunista, dejando tras de sí un legado precioso.

En verdad, esta cláusula debe ser conocida como "cláusula de legitimidad". Debido a que el partido sin duda no puede confiar siempre en sus predecesores, ni una pistola en la cabeza, para asegurar su legitimidad.

Desafortunadamente, existe esa cláusula de legitimidad hoy sólo en el papel. Su espíritu está muerto, gracias en gran parte a la masacre perpetrada por Deng Xiaoping el 04 de junio 1989 [en la plaza de Tiananmen, ndr]

A la vista de todo esto, la cláusula de la legalidad se mantiene vigente dentro de la Constitución: no se puede eliminar. Nadie se atrevería a hacer eso. El legado especial del 12 º Congreso del Partido ya ha trazado un camino correcto y bueno, para los que vienen detrás.

Nosotros, los que siguen sus pasos, debemos ser capaces de reconocer este patrimonio, y mantenerlo en marcha.

 

 

CINA_-_partito_corruzione_.jpg