Hong Kong, el gobierno amenaza a los manifestantes: Listo para el uso de la fuerza
Una fuente anónima confirmó: "Los halcones ejecutivos pronto podrán superar a las palomas Y entonces la sangre fluirá". Todavía no hay nada nuevo del encuentro entre las partes.

Hong Kong (AsiaNews) - El gobierno de Hong Kong ha decidido elevar el tono del enfrentamiento con manifestantes que desde hace semanas ocupan los distritos centrales del Territorio, y los amenazó con "medidas más duras" de parte de las autoridades si los bloqueos y sentadas no se terminan. La advertencia, confirmada al South China Morning Post de una fuente anónima pero "familiarizada con la situación," se filtró después de las fallidas conversaciones entre los miembros del ejecutivo y los representantes de la Federación de los estudiantes.

Estos, junto con el grupo Scholarism y el movimiento Occupy central, han estado en huelga desde hace tres semanas. La protesta se debe a las demandas democráticas de los ciudadanos, que quieren un verdadero sufragio universal y un proceso democrático para las próximas elecciones del Jefe del Ejecutivo, prevista para el 2017. Las solicitudes fueron rechazadas por Pekín, que ha presentado un plan de reforma que realmente garantiza a la China continental el control de la política en la ex colonia británica.

Desde la presentación del plan, que tuvo lugar a finales de agosto, la tensión en Hong Kong se ha incrementado dramáticamente. Los bloqueos de caminos, sentadas, manifestaciones continúan afectando a los distritos centrales de Admiralty y Mong Kok. La policía ha dejado en varias ocasiones el campo libre a los grupos de "anti-Ocuppy", quienes utilizan la violencia y la intimidación para tratar de convertir a la gente lejos de las calles. Sin embargo, hasta ahora la orden formal de la policía era "utilizar la paciencia".

Ahora las cosas están propensas a precipitarse: "Si la actitud conciliadora no funciona - dice la fuente - las palomas dentro del gobierno será superadas por los halcones, que quieren una respuesta contundente. Nos preocupa que el gobierno podría utilizar la fuerza bruta para dispersar a los manifestantes: algún derramamiento de sangre sería inevitable en este caso".

 

 

HONG_KONG_-_1023_-_Minacce.jpg