Misionero del Pime: Mi sangre es la del pueblo de Bonpara
de Sumon Corraya
Unos 2.500 católicos han festejado los 25 años de sacerdocio del p. Dino Giacominelli. El sacerdote se prepara para dejar la parroquia donde sirvió por 23 años. "Sin él- afirma uno de sus fieles- esta comunidad será un poco más débil".

Bonpara (AsiaNews)- Al menos 2.500 católicos de la parroquia de Nuestra Señora de Lourdes en Bonpara (diócesis de Rajshni) han celebrado ayer los 25 años de  sacerdocio del p. Dino Giacominelli, de 53 años, del Pontificio Instituto Misiones Extranjeras (Pime). Un logro importante para el sacerdote, también para la comunidad, que el p. Dino ha servido por 23 años como párroco. A fines de este año, el misionero será transferido a otra parroquia.

"Mi sangre- dijo el sacerdote a los fieles que concurrieron para festejarlo- está hecha de la sangre de la iglesia de Bonpara. Amo a este pueblo y ofrezco al Altísimo todos los sufrimientos y sucesos vividos en estos años".

En la parroquia de Bonpara, el p. Dino ha construido una iglesia, un seminario, una escuela, un dispensario y una calle. Jamás alenté a las obras de caridad, sino que siempre busqué y traté de enseñar al pueblo del lugar cómo auto-solventarse. Una de las prioridades fue la formación de los jóvenes, en particular la de los más necesitados.

Kiron Corraya, uno de sus parroquianos, recuerda que "la primera vez que los encontré, fue tan amable conmigo. Cuando tuve problemas, fue siempre un gran escuchador, atento y premuroso. Muchas personas piensan quesea una persona dura y se asustan de él. Pero tiene un corazón bueno". "sin él -afirma Sajib- la parroquia de Bonpara será más débil. Aquí estará siempre con nosotros, recordado como un gran misionero.

En Bangladesh los misioneros del Pime, están presentes desde 1850. La obra de ellos se realizó sobre todo en el sector educativo, pero han contribuido también en la construcción de iglesias, institutos católicos y calles.

BANGLADESH_-_1122_-_Missionario_Pime.jpg