Cristianos malayos en revuelta: profanadas centenares de copias de la Biblia
Las autoridades musulmanas de Selangor han restituido 321 Biblias secuestradas en enero, agregando un "escrito de advertencia". Los textos no podrán ser distribuidos en el Estado, porque reportan la palabra "Allah" para identificar al Dios cristiano y ofenden a los musulmanes. La dirigencia cristiana está preparando un documento formal de protesta.

Kuala Lumpur (AsiaNews/Agencias)- La dirigencia de la comunidad cristiana malaya están en revuelta por la profanación de centenares de copias de la Biblia-secuestradas en enero y restituidas el mes pasado-, realizadas por las autoridades musulmanas del Estado de Selangor. Como confirma el mismo sultán de Sengalor, Sharafuddin Idris Shah, las 321 copias fueron entregadas a los cristianos de Sarawak con un escrito impreso de "advertencia": los libros sagrados que contienen la palabra "Allah", al centro de una antigua controversia en el país asiático, "no deberán volver más al Estado de Selangor". Según la Asociación de las Iglesias de Sarawak (Acs) el descubrimiento se dio sólo en una fase sucesiva a la consignación de los textos. Que se realizó  el 14 de noviembre en el contexto de una ceremonia oficial; diversa la opinión del sultán, según el cual la dirigencia cristiana "estaba informada" del agregado.

Fuentes locales cristianas afirman que la Bible Society of Malasyia (Bsm), propietaria de las copias secuestradas el 1 de enero por el Sengalor Islamic Religious Department (Jais), están preparando un documento formal de protesta, contra aquella que definen como ulterior provocación. En la prensa impresa por las autoridades islámicas se lee que las Biblias "son para uso exclusivo de los no musulmanes" y "no deben ser publicadas o usadas en el estado de Selangor". Las copias pueden ser utilizadas sólo en Sarawak, en Borneo malayo, donde está presente (como en Sanah) una consistente comunidad cristiana.

Mientras tanto, el sultán Sharafuddin Idris Shah, difundió una nota oficial, en la cual invita a los no musulmanes a "respetar" y "proteger" la sensibilidad religiosa de los fieles de Mahoma en Malasia y, en particular en Selangor. "Espero-agregó- que no hayan más estampas y distribución en Sengalor, que contengan la palabra Allah".

Los ataques contra las minorías cristianas de este año- secuestro de Biblias, ataques a las iglesias y profanaciones de tumbas- son originadas por la controvertida sentencia de la Corte de Apelación, que impide al semanario católico Herald Malaysia de usar la palabra "Allah". El día después del veredicto, algunos funcionarios del ministerio del Interior han bloqueado 2 mil copias de la revista de la arquidiócesis de Kuala Lumpur en el aeropuerto de Kota Kinabu, en el Estado de Sabah. El secuestro estaba "justificado" por la necesidad de verificar si la publicación estuviese "conforme" al dispositivo emitido por los magistrados y "no estuviese el uso ilegítimo de la palabra Allah".

En Malasia, nación de más de 28 millones de habitantes de mayoría musulmana (60%), los cristianos son la tercera confesión religiosa (detrás de los budistas) con un número de fieles superior a los 2,6 millones; la publicación de un diccionario latín-malayo antiguo de 400 años demuestra cómo, desde el inicio, el término "Allah" era usado para definir a Dios en la Biblia en lengua local.

MALAYSIA_-_bibbia_selangor.jpg