Efecto Occupy: Prohibidos los paraguas en la visita de Xi Jinping a Macao (aún si llueve)
de Paul Wang
Activistas de Hong Kong expulsados de la ex colonia portuguesa. En el Macau Ferry Pier paraguas abiertos y pedido de libertad para todos los prisioneros políticos chinos. Crecieron los opositores a Ocuupy (38%, + 9%). El 43% está en contra de la reforma electoral china. Al menos 1,2 millones de personas han participado a los sit-in de Occupy.

Macao (AsiaNews)- Macao recibió con lluvia al presidente chino Xi Jinping y a su esposa Peng Liyuan, en visita de dos días para celebrar los 15 años del retorno a la madre patria de la antigua colonia portuguesa. Si bien llovía el ceremonial excluyó el uso de paraguas, también al público: se admitieron sólo impermeables, ofrecidos también a los ilustres huéspedes.

El motivo: el paraguas se convirtió en el símbolo de la democracia desde cuando los jóvenes de Occupy central lo usaron para defenderse de los spray urticantes y de los hidrantes de la policía de Hong Kong.

La "revolución de los paraguas" y los sit-in de Occupy están excluidos, pero los miedos del gobierno chino y de Macao permanecen: a media hora de la llegada de Xi, un grupo de activistas procedentes de Hong Kong fueron rechazados; lo mismo les pasó a 4 periodistas de AppleDaily, el periódico ligado a Jimmy Lai, el empresario aliado del movimiento democrático. En Hong Kong, en la parada de los ferry para Macao (Macau Ferry Pier), sin dar ninguna explicación, fueron alejados el parlamentario Leung Kwok-hung, famoso por su activismo por la democracia, y algunos de sus colaboradores (v. foto). Ellos tuvieron tiempo de abrir los paraguas, pidiendo para Hong Kong y Macao verdaderas elecciones democráticas. Es más ellos pidieron por la liberación de los activistas arrestados por haber manifestado su simpatía por Occupy.

Mientras tanto en Hong Kong se evalúa la experiencia de Occupy Central, el compromiso por el sufragio universal, los sit-in que han bloqueado por más de 2 meses algunas zonas centrales del Territorio, para criticar la pretensión de Beijing de querer controlar y elegir los candidatos para las elecciones.

Un sondeo publicado hoy por el Hong Kong Economic Journal  y redactada por el Centro de comunicación sobre la opinión pública de la Chinese university de Hong Kong, muestra que el 38% de los entrevistados apoyan la reforma electoral propuesta por Beijing, con un aumento del 9% respecto a lod datos del pasado septiembre, antes de las manifestaciones de Occupy. El dato hizo exultar al grupo parlamentario pro-China.

Pero el sondeo muestra, que el 43,1% de los entrevistados está a favor del boicot a la propuesta china, que de hecho excluye a los parlamentarios democráticos de poder concurrir al cargo de jefe del ejecutivo.

La encuesta muestra también que al menos el 76% está en contra de nuevas ocupaciones del suelo público; el 33,9 es favorable. El resultado, según los expertos, muestra que hay un consistente apoyo al movimiento, pero se critica la estrategia hasta ahora adoptada.

Los datos hacen ver que al menos el 20,1% de la población visitó los lugares ocupados. Esto significa que 1,2 millones de personas han participado de las protestas.

Ivan Choi, un comentador político de la Chinese University, dijo que el gobierno no puede hacer cómo que nada sucedió e ignorar este fuerte pedido de cambio.

HONG_KONG___OMBRELLI_PER_MACAO.jpg