Essebsi es el nuevo presidente de Túnez. Sospechas de ligámenes con el "viejo régimen"
Beji Caid Essebsi conquistó más del 55% de las preferencias. Más de 3,1 millones los votantes, con una afluencia de más o menos el 60%. El neo presidente dedicó la victoria "a los mártires de Túnez" y asegura: "Seré presidente de todos". El contrincante admite la derrota y asegura que ayudará en la "unidad nacional". Economía e islamismo los principales desafíos.

Túnez (AsiaNews)- Beji Caid Essebsi, líder político de larga trayectoria y candidato del partido anti-islamista Nidaa Tounes, es el ganador oficial de las primeras elecciones presidenciales de la historia de Túnez. También los resultados oficiales definitivos confirman cuánto surgió ya ayer a boca de jarro, con un margen neto en relación con el contrincante en la segunda vuelta Moncef Marzouki, que lo acusó de movidas "anti-democráticas" y en un segundo momento aceptó la derrota. Essebsi de 88 años, se aseguró el 55,68% de las preferencias, sobre los 3,1 millones de votantes y una afluencia a las urnas del 60%.

Esta elecciones de 21 de diciembre son las primeras elecciones democráticas desde los tiempos de la independencia (1956) y después de la revolución del 2011, que expulsó al dictador Zine el-Abedine ben Alí y dio inicio a la primavera árabe en Medio oriente.

Dirigiéndose a la nación, el neo presidente declaró que quiere ser "si Dios lo quiere, el presidente de todos los tunecinos y de todas las tunecinas" y dedicó la victoria "a los mártires de Túnez". Él ha querido agradecer al "ex presidente (y desafiante) Moncef Marzopuki, que hace poco me ha llamado expresándome sus felicitaciones. Le dije- agregó- que el pueblo tunecino tiene aún necesidad de él y de sus consejos"

Si bien no negando las profundas divisiones, Marzouki invitó a sus seguidores- en particular a las facciones más fervientes del sur del país- a aceptar los resultados y "volver a sus propias casas" en nombre y por el bien superior "de la unidad nacional". "Estas- concluyó- son las reglas de la democracia". El desafiante denunció casos de presuntos fraudes, pero no recurrirá al tribunal para garantizar "la estabiliodad" y la "rápida" formación de un nuevo gobierno.

Las voces críticas del país afirman que el líder de Nidaa Tounes, que obtiene la mayoría de los escaños en el Parlamento, represente al "viejo régimen" pero con "una mano de botox" para rejuvenecerlo. Según la nueva Constitución, aprobada el año pasado, él tendrá los poderes limitados, como la guía de las Fuerzas Armadas, pero los cambios de la guardia en los vértices militares deberán ser hechos de acuerdo con el Primer ministro. Siempre con el Primer ministro deberá guiar la política exterior, representará al Estado y podrá ratificar los tratados.

Essebsi, después de haber recibido los augurios y las felicitaciones de los principales líderes mundiales, se encuentra ahora a enfrentar la situación delicada del país. En particular, el obstáculo mayor queda la economía en fuerte crisis y una pobreza difundida en todo el país. El otro gran desafío está representado por la seguridad, frente a la avanzada del fundamentalismo y del jihadismo. Por el resto algunos días antes de las elecciones las milicias del estado islámico habían amenazado atentados y explosiones.

TUNISIA_-_neo_presidente.jpg