AirAsia QZ850: recuperada la segunda parte de la caja negra, que se encuentra con los restos del naufragio
de Mathias Hariyadi
Los buzos también han encontrado la sección que registra las comunicaciones internas de la cabina del piloto. Los equipos se han ubicado en la sección principal de la aeronave que se estrelló; al menos 60 cadáveres todavía atrapados en el interior. Oficial Católico de la aviación: "deber moral" devolver los cuerpos a las familias.

Yakarta (AsiaNews) - Los buzos que participan en las búsquedas de la aeronave AirAsia QZ8501, que se estrelló en el mar de Java el pasado 28 de diciembre encontraron la segunda parte de la "caja negra", que registra las comunicaciones dentro de la cabina del piloto. Ayer los equipos de búsqueda ya habían encontrado y recuperado el Flight data recorder (Fdr), la sección que realiza un seguimiento de los parámetros de vuelo de naturaleza numérica con respecto a las últimas 25 horas. Los dos instrumentos permitirán a los investigadores arrojar luz sobre las causas que llevaron a la tragedia, en la que 162 personas perdieron la vida, de los cuales sólo  48 han sido recuperados hasta el momento.

Fuentes oficiales informan también que en estas horas se ha identificado los restos principales de la aeronave que se estrelló; los equipos están centrando sus investigaciones en Pangkalan Bun, en la provincia de Borneo Central. La cubierta, en cuyo interior todavía hay decenas de cuerpos, se encuentra a unos 1,7 millas náuticas desde el lugar donde se recuperó la cola del avión.

En las próximas horas se establecerá un equipo de expertos, que procederá a la recuperación de la parte principal de la aeronave y extracción de los más de 60 cuerpos que aún están atrapadas en el interior. Fuentes oficiales confirmaron la voluntad de recuperar los cuerpos de todas las víctimas, una "obligación moral" de las familias para permitir un entierro digno para las víctimas. "Si Dios nos da la oportunidad - dijo el jefe adjunto de Aviación Bambang Soelistyo, un católico - ¿por qué no hemos de llegar al fondo con nuestra tarea".

El avión de AirAsia, un Airbus 320-200, había partido el 28 de diciembre por la mañana desde Surabaya y tenía que llegar a Singapur. En un momento, el piloto envió un mensaje de radio, pidiendo la altura de 11.000 metros para evitar unas espesas nubes de cúmulo. Inmediatamente después el avión desapareció del radar y se hundió en el fondo del mar.

En el avión desaparecido, había 162 personas a bordo, entre ellas 155 pasajeros: 137 adultos, 17 niños y un bebé. La mayoría de ellos eran de Indonesia, pero también hay un británico, un malayo, una de Singapur y tres surcoreanos. La tripulación estaba formada por dos pilotos y cinco personas de servicio, todos los indonesios, excepto un francés (copiloto).

El AirAsia es una aerolínea de bajo coste con sede en Malasia. El QZ8501 tenía sólo seis años de edad y había volado 26.000 horas. Había sido sometido a una inspección técnica el 16 de diciembre.

 

INDONESIA_-_airasia-black-box.jpg