Bombas en el Cairo, después de la condena a muerte de 183 islamistas
Una bomba artesanal explotó en el centro de la ciudad; dos bombas descubiertas ene l aeropuerto. El gobierno de al-Sisi criticado por la violación de los derechos humanos, pero la población lo aplaude por el tentativo de mejorar la seguridad y la economía.

El Cairo (AsiaNews)- Una bomba artesanal explotó cerca de una estación de autobuses ene l centro de la capital egipcia; otras 2 bombas fueron descubiertas en 2 terminales del aeropuerto.

Las fuerzas de seguridad están en alerta por posibles ataques islamistas, después que ayer fue confirmada la condena a muerte para 183 de los Hermanos Musulmanes. Ellos fueron juzgados responsables de la muerte de 11 policías en un asalto sucedido en agosto de 2013 en Kerdasa, a pocas semanas de la deposición de Mohamed Morsi, apoyado por los Hermanos Musulmanes.

Desde entonces el gobierno del Cairo arrestó a miles de militantes de la Fraternidad y condenó a muerte a centenares, aunque si ninguna de las sentencias fue ejecutada.

Activistas por los derechos humanos critican los métodos "dictatoriales" del presidente Abdelfattah al-Sisi, sucedido a Morsi, pero mucha parte de la población egipcia apoya al presidente, porque garantiza mayor seguridad a la sociedad, necesaria para hacer reiniciar la economía.

El 15 de febrero a Morsi, se le hará un nuevo proceso por espionaje. También él arriesga la pena de muerte.

De los 183 condenados ayer, 34 fueron condenados "in absentia". El veredicto fue ratificado también por la autoridad del Gran Muftí. Los culpables pueden todavía apelarse para cambiar la sentencia. El mes pasado, la pena de muerte de 37 personas condenadas fue cancelada en apelación.

Para al-Sisi, los Hermanos Musulmanes y sus aliados son la amenaza más grave para el país. La semana pasada, la rama egipcia afiliado al estado islámico cumplió diversos atentados, matando al menos a 27 personas.

EGYPT_-_Death_penalty_fro_Brotherhood.jpg