Iglesia ucraniana: También el Papa habla de "guerra civil", sólo Kiev no lo admite
de Nina Achmatova
El portavoz de la Iglesia ortodoxa fiel a Moscú aprecia la "posición común" con la Iglesia de Roma sobre el conflicto del Este y ataca al gobierno: ahora. ¿Acusarán al Papa de ser subversivo y le prohibirán quizás el ingreso al país?

Moscú (AsiaNews)- "Quizás por la primera vez desde el ateísmo militante, las dos "alas" de la Iglesia de cristo-ortodoxa y católica- tienen un punto de vista común y solidario sobre los malo que está sucediendo". Quien sostiene esto es Vasyliy Anisimov, jefe de prensa de la Iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Moscú, que recibe con favor el pedido del Papa para que finalice "esta violencia fratricida" y "la guerra entre cristianos" en Ucrania. Anisimov parte de las palabras del papa para condenar luego la posición del gobierno de Kiev, el cual en vez- dice él- continúa negando, que lo que sucede en el Este del país sea un conflicto entre ucranianos. "La evaluación del Papa sobre el desastre en el Donbass coincide plenamente con la mundo ortodoxo- escribe el vocero en un editorial para el servicio "religión" de la agencia Interfax - Sea el metropolita de Kiev, que el Patriarca de toda Ucrania, Onufry, y el Patriarca de todas Rusias, Kirill al igual que el Patriarca de Constantinópolis Bartolomé I y otros primados de las Iglesias ortodoxas locales todos piden que finalice el derramamiento de sangre fraterno en nuestra tierra devastada".  

"Tal posición- ataca Anisimov- no coincide absolutamente con la propaganda oficial ucraniana". "Durante los largos meses de esta horrible guerra, ¿ se escuchó a alguno, o entre las filas de los que apoyan al poder o aquellas entre los milicianos, que haya expresado una palabra sobre la fraternidad, la compasión o la humanidad de los adversarios? ¿De dónde viene toda esta intolerancia fanática? ¿Es posible que entre nuestros gobernantes, que en nuestros medios no hayan quedado más cristianos, en grado de escuchar la voz de la Iglesia de Cristo y sus posiciones?, se pregunta.

El vocero lanza después una provocación a los dirigentes políticos de Kiev, llevando la atención sobre el reciente caso del periodista-blogger ucraniano Ruslan Kotsaba, arrestado con la acusación de "traición" los primeros días de febrero por haber definido los hechos de Donbass como "una guerra civil" y haber pedido que se boicoteara la última ola de movilización del ejército, deseada por el presidente Pososhenko (para el 2015 están previstas 3 campañas de movilización y reclutamiento para apoyar a las operaciones militares en el Este). Griego católico (católicos de rito ortodoxo en Ucrania, en comunión con el Papa), Kotsaba está detenido en Ivano-Frankivst en espera de un proceso.

Según el representante de la Iglesia ortodoxa ucraniana, los servicios secretos ya están escavando en la red de contactos del periodista y habrían descubierto conexiones con la tv NTV, entre los canales rusos cuyas transmisiones están prohibidas en Ucrania. "Las fuentes eversivas de Ruslan como cristiano son, y finalmente clarísimas- subraya casi con sarcasmo Anisimov- se trata del vaticano en la figura del Papa Francisco". En concreto, se pregunta: ¿Cuáles medidas restrictivas elegirá nuestro gobierno hacia el Papa de Roma en relación a sus actividades anti-estatales? Prohibirán las transmisiones de sus homilías, cortarán toda referencia al ´películas o programas de televisión? Quizás, le prohibirán el ingreso al país o lo pondrán entre los buscados internacionales?".

 

 

RUSSIA_-_0223_-_Conflitto_e_Papa_(S).jpg