Líder cristiano: Los radicales hindúes son un peligro para las mujeres en India
de Nirmala Carvalho
El presidente del Global Council of Indian Cheristians (Gcic) denuncia la mentalidad de personas como Surendra Jain, secretario conjunto del grupo fundamentalista Vishwa Hindu Parishad Vhp). Hablando del estupro de grupo de una hermana de más de 70 años, el hombre acusó a los cristianos de "ser conocidos por abusar de las religiosas". Sobre los actos vandálicos contra una iglesia: "Cuando podremos construir un templo hindú en el vaticano, ellos podrán construir iglesias en India".

Mumbai (AsiaNews)- Comentarios "vulgares, toscos y calumnias que revelan cuánto se peligrosa la mentalidad de los radicales hindúes como Surendra Jain. Nuestras mujeres están en riesgo con semejantes elementos en la sociedad hindú". Lo afirma a AsiaNews, Sajan George, presidente del Global Council of Indian Christians (Gcic), en relación con las declaraciones del secretario conjunto del Viswha Hindu Parishad (Vhp, grupo fundamentalista hindú). Hablando de la agresión al convento de Ranagath en West Bengal y del estupro de grupo sufrido por la superiora de 72 años, Jain dijo: "Es parte de la cultura cristiana explotar sexualmente a las hermanas. Nosotros hindúes no hacemos estas cosas".

El 13 de marzo pasado algunos hombres se introdujeron en el convento de las Religiosas de Jesús- María en Ranagath (West Bengal), para robar. El grupo violentó a la superiora, que había intentado frenarlos y también luego destruyeron objetos sagrados de la capilla. La policía arrestó a 6 personas en relación con el hecho.

Sajan George subraya a AsiaNews: "Condenamos con todas nuestras fuerzas las palabras de Jain. El bajo nivel de estos comentarios, revelan cuánto se peligroso. El estupro es un acto terrible, grave y equivocado".

En el año 2008, durante los pogromos anticristianos del Kandhamal (Orissa), los radicales hindúes se ensañaron contra la minoría destruyendo propiedades, lugares de culto y agrediendo a las personas. Diversas mujeres fueron estupradas; entre éstas Sor Meena Barwa, que contó la agresión con una declaración pública para evitar que la policía local ocultase el caso.

El presidente del Gcic, define a Jain como "un elemento radical que crea división en la sociedad hindú", también por algunas de sus afirmaciones sobre los actos vandálicos realizados contra una iglesia pentecostal en Hariyana. En el pueblo de Kaimri (distrito de Hisar) el 6 de marzo pasado un grupo de jóvenes se introdujo en el lugar de culto e instaló un ídolo Hanuman, el dios mono del hinduismo. La policía arrestó a 14 personas por "actos vandálicos".

Surendra Jain jutificó la acción en Hariyana, definiéndola como "una reacción espontánea de la población local. Ni en el pueblo, ni en los alrededores viven cristainos. Por los tanto, ¿por qué construir una iglesia? ¿Los cristianos nos permitirían construir un templo para Hanuman en el vaticano? Cuando nos lo dejen hacer, le pediremos que elijan un lugar cualquiera en India para construir una iglesia y nosotros se la financiaremos".

Según la Constitución, India es un país laico en el cual rige la plena libertad de culto, expresión y conciencia. El Premier, Narendra Modi, líder político de los nacionalistas hindúes, criticó la violencia sufrida por la hermana y por el ataque a la iglesia de Hariyana a través de un tweet.

INDIA_-_0317_-_Commenti_Vhp_(F).jpg