Beijing “defiende la Basic Law de Hong Kong, pero advierte pueden fracasar
Según un alto funcionario chino, la fórmula “una nación dos sistemas”, podría revelarse un error. Para la democracia de la ex colonia británica “no hay necesidad de garantías de parte de China”. Los habitantes del Territorio, “han violado las reglas y esto no lleva al desarrollo sino a la división social”.

Hong Kong (AsiaNews)-Cada fórmula política puede fracasar, aunque ésta sea el principio de “una nación, dos sistemas”, aplicado a Hong Kong “se revelará un suceso”. Sin embargo “es importante dejar que sean los hechos a hablar, preparándose a cualquier eventualidad”. Lo dijo por la primer vez en absoluto, el vicepresidente de la Comisión de Asuntos legislativos de la Asamblea nacional del Pueblo, Zhang Rongshun. El alto funcionario participó en un simposio en Beijing por los 25 años de la promulgación de la Basic Law, la “mini-Constitución” de la ex colonia británica.

Zhang recordó a los presentes aquello que decía el difunto supremo Deng Xiaoping, arquitecto de la solución- compartida por los británicos- para el retorno de la isla a la madre patria: “A quien preguntaba si la fórmula habría tenido suceso, Deng respondía: esperemos que sean los hechos a darnos la respuesta”. Más allá de los sofismas políticos, una fuente explica al South Morning Post, que la posición de Zhang “demuestra que Beijing está totalmente preparada para un posible fracaso del compromiso”.

El nudo central de la cuestión es la reforma política prevista por la Basic law, según la cual dentro del 2017, China deberá garantizar elecciones democráticas en el Territorio. La posición contraria de Beijing a esta evolución desencadenó en el 2014 las protestas definidas “Occupy Central with Peace and Love”, una serie de manifestaciones pacíficas para pedir el respeto de los acuerdos, apoyados por centenares de miles de personas, sobre todo jóvenes.

Según Zhao Bo, vice director de la Oficina para los Asuntos de Hong Kong y Macao del Concejo de Estado chino; “algunos habitantes de Hong Kong se olvidaron o han violado el derecho, con acciones violentas e ilegales. Pero el tiempo demostró que estas violaciones a la Basic Law no resuelven los problemas, es más aumentan la divisiones sociales”.

El mismo Zhang, luego subrayó la naturaleza “irracional” de las protestas. “No hay ninguna necesidad que Beijing dé ulteriores garantías. La plena democracia en Hong Kong está prevista por la Basic Law y ésta será respetada por el gobierno chino”. En realidad en agosto de 2014 la máxima autoridad legislativa china- el Comité permanente de la Asamblea nacional del Pueblo-decidió que los votantes de Hong Kong tendrán la posibilidad de elegir sólo de una lista de dos candidatos elegidos por una Comisión encargada de nombrar a “las personas adaptas para el rol”.

La formación de esta Comisión se debe establecer, pero ciertamente esta “debe estar de acuerdo” con aquella electoral ya existente y de hecho en las manos de Beijing. Cada candidato intencionado a concursar para el rol de jefe del ejecutivo deberá obtener al menos el 50% de los votos de la Comisión para ser admitido en la lista. Según los activistas democráticos, China usará la Comisión para eliminar a los candidatos que no sean de su agrado.

HONG_KONG_-_0330_-_Democrazia.jpg