María Voce en la ONU: "El extremismo del diálogo" para derrotar a la "religión de la guerra"
La presidente del Movimiento de los Focolares ha intervenido hace dos días en las Naciones Unidas sobre "la tolerancia y la reconciliación". La líder católica insta al encuentro entre culturas y religiones, que define "experiencia continua y fructífera". El diálogo como respuesta "a los retos más difíciles". Cita a Chiara Lubich: "Sólo la paz es verdaderamente santa porque Dios es la paz".

Nueva York (AsiaNews) - No hay que "ceder terreno" a aquellos que tratan de representar "muchos de los conflictos actuales como" guerras de religión ", porque" la guerra es, por definición, la irreligión". Más bien, hay que mencionar la "religión de la guerra", como se muestra por las tragedias y cientos de muertes continuas huyendo de la guerra y los náufragos en el Mediterráneo. Esto fue subrayado por Maria Voce, presidenta del Movimiento de los Focolares, ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, en la segunda jornada del debate de alto nivel que se celebró en la sede de la ONU en Nueva York. "Promoción de la tolerancia y la reconciliación: favoreciendo las sociedades pacíficas, acogiéndolas y luchando contra el extremismo violento", reunión que se celebrò del 21 al 22 de abril; nació de la petición directa del presidente Sam Kutesa, el Secretario General Ban Ki-moon, y el Alto Representante de la Alianza de Civilizaciones, Nassir Abdulaziz Al-Nasser.

La líder católica ha hablado con otros 14 representantes de diferentes tradiciones y regiones del mundo religioso. Anteriormente fueron atendidos por representantes de los Estados miembros de las Naciones Unidas, que han destacado en diversas formas el enorme recurso que la dimensión religiosa es para la humanidad. Los resultados recogidos en el Dibattito ad Alto Livello se integrarán en el contenido de la agenda de desarrollo después de 2015, que los Estados de las Naciones Unidas y otros actores internacionales deben formular, haciendo hincapié en el papel crucial de temas como la tolerancia y la reconciliación.

Hoy existe una "situación muy grave de desintegración política, institucional, económica y social" ha exhortado Maria Voce, que requiere "respuestas igualmente radicales, capaces de cambiar el paradigma imperante". En el Movimiento de los Focolares, añade, el encuentro entre culturas y religiones "es una experiencia continua y fructífera, que no se limita a la tolerancia o simple reconocimiento de la diversidad". Es necesario ir más allá de los principios de reconciliación y crear "una nueva identidad, más amplio, común y compartida".

"Es un diálogo efectivo - continúa la responsable del Movimiento – en que la participación de personas de muchas creencias diferentes, aunque no religiosas, nos empuja a mirar a las necesidades concretas, para responder juntos a los desafíos más difíciles".

Para María Voce es cada vez más evidente "el extremismo de la violencia" que debe ser respondida "asimismo radicalmente", pero en un "estructuralmente diferentes, es decir, con "el extremismo del diálogo", que requiere la más alta participación, que es arriesgado, exigente, desafiante, que apunta a cortar las raíces de la incomprensión, el miedo y el resentimiento".

Por último, la líder católica dirigió una pregunta a los miembros de la ONU, pidiendo que significa hoy "ser la organización de las ‘Naciones Unidas’, si no es una institución que realmente se esfuerza por lograr la unidad de las naciones, el respeto de su rica identidad". Y cerró citando un ensayo de Chiara Lubich después de los atentados del 11 de septiembre y las posteriores intervenciones militares en Afganistán e Irak: "La guerra nunca es santa, y nunca lo ha sido. Dios no la quiere. Sólo la paz es verdaderamente santa porque Dios es la paz".

María Voce, presidente electa del Movimiento 07 de julio 2008 por la Asamblea General del Movimiento de los Focolares, fue la primera focolarina en suceder a Lubich. Calabrese, de 78 años, abogada de formación, entró en el movimiento (Obra de María) en los años sesenta. Hoy está presente en 182 países, cuenta con cerca de dos millones de miembros y simpatizantes en su mayoría católicos, pero no sólo. En enero de 2010, María Voce emprendió su primer viaje a Asia, a partir del 6 de enero hasta el 20 de febrero visitando Corea del Sur, Japón, Filipinas, Tailandia. En el contexto de la etapa en Tokio, la líder de los Focolares se reunió con el corresponsal de AsiaNews, hablando de las perspectivas de la misión en Asia y el diálogo interreligioso con el mundo budista.

NAZIONI_UNITE_-_ITALIA_-_maria_voce.jpg