Era un saudita el autor del atentado en la mezquita chií de Kuwait
En el ataque murieron 26 personas, 227 los heridos. El terrorista se llamaba Fahd Souleimane Abdel al-Qabaa y nació en 1992. Arrestado el chofer que condujo al joven a la mezquita. Para los expertos el Estado islámico trata de sembrar división entre sunnitas y chiítas en la península árabe. Parientes de las víctimas “unidos” contra la violencia.

Kuwai City (AsiaNews/Agencias)- Era un saudita el terrorista kamikaze que realizó el ataque, reivindicado por el Estado islámico en la mezquita chiíta en Kuwait el pasado 26 de junio y que causó la muerte de 26 personas y 227 heridos. La confirmación llega de las autoridades kuwaitianas, en el curso de una conferencia de prensa que se realizó ayer en la cual han ilustrado los últimos desarrollos de las investigaciones. Según lo referido por el ministerio del Interior, el terrorista que atacó la mezquita de al-iman al-Sadeq en concomitancia con la oración del viernes se llamaba Fahd Souleimane Abdel Mohsen al-Qabaa y nació en 1992.

Fuentes del ministerio explican además que el militante jihadista entró al país por el aeropuerto internacional de Kuwait en la misma mañana del viernes, sin agregar por otro lado nada más. Una foto del presunto terrorista publicada por el periódico al-Qabas, muestra a un joven con barba y que tiene puesto el tradicional kefiah.

En las horas sucesivas al atentado el Estado islámico inmediatamente se atribuyó la paternidad de la operación, la primera realizada en Kuwait. El 22 y el 29 de mayo pasado, a una semana de distancia el uno del otro, el Estado islámico había reivindicado 2 atentados que habían hecho respectivamente 21 y 4 muertos en 2 diversas mezquitas chiítas en la parte oriental de Arabia Saudita.

Según los expertos, la organización jihadista está tratando de sembrar discordia entre la mayoría sunnita y la minoría chiíta en la península árabe. Esta mañana los milicianos han difundido un audio que contendría la voz de terrorista suicida, que se dirige con palabras donde critica a los musulmanes chiítas.

Mientras tanto la policía de Kuwait arrestó al chofer del automóvil que llevó al kamikaze a la mezquita. Además, las autoridades han detenido al propietario de la casa en la cual se escondió el chofer. Desde el ministerio del Interior precisan también que el propietario, un ciudadano de Kuwait, está entre los que apoyan y promueven un “ideología fundamentalista”.

Contrariamente, el chofer sería un “residente ilegal” nacido en 1989 e identificado con el nombre de Abdulrahman Sabah Eidan Saoud. Desde el ministerio explican que “se escondía en una casa del distrito de al-Rigga, en la gubernatura de al-Ahmadi, al sur de la capital de Kuwait City.

Desafiando el sol y las temperaturas elevadas, el 27 de junio pasado, miles de personas han asistido al funeral de 18 de las 26 víctimas del ataque a la mezquita del día precedente. Ayer, los cuerpos de otras 8 personas fueron sepultadas en Najaf, en Irak, en el cementerio chiíta de Wadi al-Salam como lo confirma el mismo vice-presidente del Concejo provincial de la ciudad santa chiíta, Louay al- Yassiri.

Marzouk al-Ghanem, presidente del Parlamento kuwaitiano, subraya que la movilización de la multitud en ocasión de los funerales del 27 de junio es “la prueba de la derrota de los objetivos (en la base) del gesto criminal”. Del vecino Irak, Abdulfatah al-Mutawwia, un ciudadano de Kuwait que perdió a su hermano en el atentado, declaró: “Queremos en viar un mensaje a Daesh (acrónimo árabe del Estado islámico, ndr) que nosotros somos hermanos y estamos unidos entre sunnitas y chiítas, que no lograrán dividirnos”.

Muchas organizaciones políticas y religiosas sunnitas en Kuwait han inmediatamente condenado el atentado realizado por el estado islámico.

KUWAIT_-_ARABIA_SAUDITA_-_attentatore.jpg