El rey Salman deja Francia, reabre la polémica playa "reservada" al monarca saudí
De repente y anticipando los tiempos previstos (20 de agosto), el rey saudí interrumpe sus vacaciones en la Costa Azul. No está claro si su partida está ligada a las protestas desencadenadas por los habitantes de la zona. Su llegada había implicado la clausura de un kilómetro de costa.

Cannes (AsiaNews/Agencias) - De modo totalmente inesperado y mucho antes de lo previsto, ayer el rey de Arabia Saudita,  Salman,  dejó la costa francesa  donde había llegado hace aproximadamente una semana para un corto período de vacaciones. Una visita que había originado fuertes polémicas y la protesta de los habitantes de la zona, por la clausura y la prohibición de navegación - por motivos de seguridad - a lo largo de un kilómetro de costa en las cercanías de la villa del monarca. Lo confirman fuentes oficiales locales,  que anuncian al mismo tiempo la próxima reapertura de la playa "La Mirandole" del Golfe-Juan.


A ocho días de su llegada a la comuna de Vallarius, al sur de Francia, donde surge la lujosa villa del rey Salman,- en las que debía ser originalmente unas vacaciones de tres semanas- el monarca se dirigió al aeropuerto de Niza y voló a Tánger, Marruecos.


Junto al rey partieron alrededor de 500 de las mil personas que componían la delegación que acompañó al líder saudí en sus vacaciones francesas. Anteriormente la embajada saudí había anticipado que su estancia duraría hasta el 20 de agosto próximo.


En las próximas horas comenzarán a "ser suavizadas" las medidas de seguridad predispuestas alrededor de la villa del monarca, con la consecuente reapertura - prevista para hoy- de la playa objeto de controversia.
La clausura de la "Mirandole" por motivos ligados a la privacidad y a la seguridad del rey habían desencadenado más de una protesta entre los habitantes de la zona y los turistas. Al menos 150 mil personas habían firmado un petitorio contra la "privatización" de un tramo de costa público.
Por el momento no se confirmaron vínculos entre las protestas y la partida del monarca. El hecho es que Riad detenta fuertes intereses económicos en Francia. El 25 de junio pasado se firmó el último de una serie de acuerdos en diversos sectores de cooperación que suman un valor de 12 billones de dólares. Los acuerdos, explicó el Ministro de Relaciones Exteriores francés, Laurent Fabius, incluyen la compra de 23 helicópteros Airbus H145 por un valor de 500 millones de dólares. El ministro francés agregó que Arabia Saudita está a punto de poner en marcha un estudio de viabilidad para la construcción de dos reactores nucleares en el reino,  en colaboración con Francia.

 

FRANCIA_-_ARABIA_SAUDITA_-_re_salman.jpg