​Intifada de los cuchillos: en un mes Israel arrestó a más de mil palestinos
La mayor parte de los detenidos son hombres y mujeres jóvenes. Hebron es la ciudad con la mayor cantidad de arrestos (201), seguida por Jerusalén Oriental (201) y Ramallah (201). Los casos de detención administrativa, emitidos por las autoridades israelíes, ascienden a 87. En los episodios de violencia murieron 53 palestinos, un árabe israelí y ocho ciudadanos de Israel.

Jerusalén (AsiaNews/Agencias) - La autoridad israelí ha arrestado a más de mil ciudadanos palestinos y árabes israelíes desde el primero de octubre pasado, cuando se iniciara la tercera "intifada de los cuchillos", que ha causado la muerte de 53 palestinos y un árabe israelí. Son ocho las víctimas que se cuentan entre los ciudadanos de Israel. Según cuanto refiere el Palestinian Prisoners Club, grupo activista a favor de los derechos humanos con base en Ramallah, Cisjordania, la mayor parte de los detenidos son hombres y mujeres jóvenes. 

La inmensa mayoría de los arrestos, 221, se han verificado en la ciudad de Hebron, en el sur de Cisjordania, un área que es frecuentemente escenario de enfrentamientos y violencia; aquí vivien 500 colonos judíos en medio de imponentes medidas de seguridad, y rodeados de por lo menos 200.000 palestinos. 

A dicha ciudad le sigue Jerusalén Oriental, anexada a Israel,  con 201 arrestos llevados a cabo en la zona; luego viene Ramallah, también en Cisjordania, con 138 detenidos. A éstos se suman por lo menos 160 árabes israelíes que han sido sometidos a un arresto por estar involucrados en los enfrentamientos y en la violencia.  

Entre los palestinos, 87 personas han sido puestas bajo régimen de detención administrativa, el cual permite detener a un sospechoso durante largos períodos -aún sin tener acusaciones precisas contra él-  y puede ser renovado cada seis meses, de manera unilateral. Dicha medida, que en otro tiempo era aplicada a los militares palestinos, ahora es válida incluso para los israelíes, no obstante los críticos se muestran escépticos sobre sus modalidades de aplicación. 

Los activistas del Palestinian Prisoners Club afirman y recuerdan, entre otras cosas, que hay 6.000 palestinos que permanecen detenidos en las cárceles de Israel, de los cuales por lo menos 420 están sometidos al régimen de detención administrativa. 

Los palestinos acusan a Israel de querer modificar el “Status quo”, dando vía libre, también a los judíos, al acceso y a la oración en la Explanada de la Mezquitas. Rechazando con fuerza estas insinuaciones, el prémier Benjamin Netanyahu ha, sin embargo, excluído la posibilidad de una “presencia internacional” en el lugar santo, como fuera requerido por Francia durante el Consejo de Seguridad de la ONU

 

ISRAELE_-_PALESTINA_-_arresti_intifada.jpg