​Ho Chi Minh City, budistas y protestantes en defensa de una escuela católica: no la demuelan
de Ngoc Hung
Las autoridades locales habían anunciado la destrucción de una escuela primaria en Thủ Thiêm, gestionada por las hermanas Amantes de la Santa Cruz. Más de 3.000 personas, entre ellas budistas, protestantes, redentoristas y fieles de religiones tribales, participaron en una vigilia de protesta: “Las escuelas han beneficiado a toda la comunidad”. El 25 de octubre la demolición fue suspendida.

Ho Chi Minh City (AsiaNews) – Líderes de todas las religiones se alinearon a favor de la diócesis de Ho Chi Minh City, logrando evitar que el gobierno destruya la escuela secundaria de Thủ Thiêm (un barrio de la ciudad), gestionada por las hermanas Amantes de la Santa Cruz. Hace años que la Iglesia lucha contra las expropiaciones forzadas que lleva a cabo el gobierno, y este es el primer episodio en el cual las autoridades renuncian a la demolición. 

Hace algunas semanas, las autoridades habían avisado a la congregación, situada en el distrito 2, que iban a demoler la escuela a fin de desarrollar proyectos urbanísticos en su lugar. El 19 de octubre las Amantes de la Santa Cruz enviaron una petición al Comité del Pueblo de Ho Chi Minh City y a la sede episcopal de la diócesis, lamentándose por la decisión del gobierno. 

La petición aún no recibió respuesta alguna por parte de las autoridades, que el 22 de octubre comenzaron los preparativos para la demolición del edificio. “Luego de escuchar que la escuela de Thủ Thiêm estaba por ser destruida – dice el Padre Ngô Gia Thế – muchísimos fieles de las parroquias se acercaron a la congregación de las hermanas, para pedir a las autoridades locales que suspendiera la evacuación del área ”. Cerca de 3.000 personas, católicos y no católicos, se reunieron, rezaron en la iglesia, y dieron vida a una procesión de antorchas en el exterior del edificio, que los dejó toda la noche en vela bajo la lluvia, exhibiendo carteles con el pedido de no demoler la escuela. 

La reunión de fieles recibió el apoyo del Consejo Interreligioso de Vietnam y de miembros de las religiones Cao Đài, budistas, budistas Hòa Hảo y protestantes, que participaron del gesto y declararon: “Nosotros apoyamos con fuerza el derecho de la escuela, sus razonables pedidos, y esperamos justicia y libertad religiosa para las Amantes de la Santa Cruz de Thủ Thiêm”.

En una declaración escrita, el Consejo Interreligioso afirma: “Las Amantes de la Santa Cruz de Thủ Thiêm, una comunidad católica, están presentes desde 1840. La congregación ha trabajado con niños y personas de la comunidad brindando actividades espirituales, caritativas y sociales. Asimismo, la congregación ha construido tres escuelas primarias situadas en un área de cuatro kilómetros cuadrados. Los institutos educativos han traído muchos beneficios culturales y éticos a las jóvenes generaciones y a la gente que vive en la comunidad ”.

El 25 de octubre, las autoridades del Distrito 2 de Ho Chi Minh City suspendieron la demolición de la escuela, aduciendo haber cambiado de "proyecto" debido a las circunstancias.

Algunos feligreses de Thủ Thiêm describen la congregación como la “base de nuestra espiritualidad. Luego de una jornada de trabajo, venimos aquí para ser confirmados en la fe. Las hermanas, entre otras cosas, en los últimos 40 años han organizado las llamadas ‘Lớp Tình Thương’ (clases de caridad) y cursos de literatura para ayudar a miles y miles de niños y jóvenes que viven en condiciones difíciles”.

En los últimos años, la Iglesia vietnamita ha tenido varios enfrentamientos con las autoridades a raíz de instancias vinculadas con la posesión de terrenos. Datos del Banco Mundial informan que entre los años 2001 y 2010 casi un millón de hectáreas de tierras agrícolas han sido reconvertidas con miras a diversos objetivos, sobre todo turísticos. El año pasado, las autoridades vietnamitas evacuaron por la fuerza y expropiaron un barrio católico en Cồn Dầu, con su cementerio incluido. 

VIETNAM_-_1027_-_Scuola_cattolica.jpg