Ankara se prepara para las elecciones: arresto de terroristas y bombardeos contra los curdos
de Sami Osman
Fueron detenidos decenas de sospechosos en Konya, Kocaeli y Diyarbakir. El ejército turco ataca a los curdos en Tal Abyad, que fuera arrancada al Estado Islámico. El AKP, partido del cual es miembro Erdogan, juega la carta de "nosotros o el caos". Los sondeos le dan al AKP entre el 41 y el 43% de los votos.

Ankara (AsiaNews) –  A cinco días de las elecciones políticas, Ankara está poniendo decididamente en acto una "guerra contra el terrorismo", arrestando a decenas de personas sospechosas de pertenecer al Estado Islámico (EI). Al mismo tiempo, ataca las bases de los rebeldes curdos en la frontera siria, debilitando su triunfo contra el EI en el país limítrofe. 

Ayer al amanecer, la policía antiterrorista efectuó un vasto allanamiento en la ciudad de Konya, en Anatolia, arrestando a 30 presuntos miembros del EI. Las fuerzas de seguridad arrestaron a otros 21 sospechosos en Estambul y 20 en Kocaeli, al este de la anterior ciudad. Esta demostración de fuerza es dada un día después del intercambio de fuego en Diyarbakir, la principal ciudad de la zona con mayoría curda, en el sudeste del país. En el enfrentamiento fueron muertos dos policías y 9 personas, presuntamente miembros del EI. De acuerdo a la policía local, ellos se preparaban para cometer atentados suicidas. Las fuerzas del orden descubrieron, asimismo, un arsenal con dos kalashnikov y 200 kg de nitrato de amonio, componente utilizado en la construcción de bombas.

El gobierno turco ha incrementado la lucha contra el terrorismo luego del atentado ocurrido el pasado 10 de octubre, durante una manifestación pacífica pro-curda en Ankara, en el cual fueron asesinadas 102 personas y sufrieron heridas 500.

Al mismo tiempo, la lucha se ha ampliado, abarcando también la ofensiva contra “el terrorismo curdo”, en particular contra las bases del PKK (Partido de los trabajadores, que lucha por un Estado curdo independiente) en Irak y en Siria. 

Dos días atrás, el prémier Ahmet Davutotglu confirmó que el ejército curdo atacó a combatientes curdos en el norte de Siria, y amenazó con llevar a cabo nuevos ataques contra los curdos sirios, sospechados de estar aliados con el PKK. El hecho curioso es que la aviación turca ha asestado el golpe a Siria en las posiciones curdas que están próximas a Tal Abyad, donde los curdos combatieron y derrotaron a los milicianos del EI, consolidando la ciudad como una zona con una "administración autónoma". 

Ankara teme que estos pasos puedan llevar a la creación de un Estado independiente curdo, lo cual podría provocar una posible secesión de la zona sudeste del país. 

A causa de los continuos ataques, el PKK decidió retomar los atentados contra los militares turcos, reabriendo un conflicto que se había concluido por medio de una tregua en el otoño del año 2012. Esto ha empujado al gobierno turco a acusar al partido curdo, el HDP de Selahatin Demirtas, de estar formando una pandilla junto al PKK.

En realidad, el HDP es un partido laico, no violento. Pero su "culpa" es haberse asegurado un 13% de los votos en las elecciones pasadas, celebradas en junio, quitándole al AKP la mayoría absoluta.  

Según muchos obsrevadores, la campaña anti-terrorista en curso en estos días, resulta útil para el presidente Recep Tayyip Erdogan y para su partido, el Akp, en tanto les permite recuperar los votos para las próximas elecciones, jugando la carta de "nosotros o el caos".

Miembros del HDP se contaron entre las víctimas del atentado de Ankara y también en el ocurrido en Suruc, donde perdieron la vida 32 personas. Por esto, luego del ataque del 10 de octubre, el HDP decidió no hacer más reuniones políticas, sino desarrollar la propaganda para las elecciones en forma individual. Así todo, según algunos sondeos, al AKP se le otorgan entre el 41 y el 43% de los votos, un puntaje insuficiente para conquistar la tan soñada mayoría. 

 

Turkey-Demirtas.jpg