Falleció mons. Anthony Francis Sharma, primer obispo de Nepal
de Christopher Sharma
De familia india, en 1968 fue ordenado sacerdote de la Compañía de Jesús. Enseñó a los reyes nepaleses en una escuela jesuita de India. Testigo de la revolución laica, obtuvo el reconocimiento de la Iglesia católica en Nepal y fundó Carias Nepal. Centenares de fieles cristianos y no en su funeral, no obstante los inconvenientes del embargo.

Katmandú (AsiaNews)- Contando con la presencia de centenares de fieles cristianos y de otras religiones que han desafiado los inconvenientes del embargo por parte de India, ayer se celebró el funeral de mons. Anthony Francis Sharma sj, primer obispo de Nepal. La celebración se desarrolló en la catedral de la Asunción de Katmandú. Él contribuyó en la difusión de la iglesia católica en el país asiático. El p. Silas Bogati, vicario general del Vicariato apostólico de Nepal, los recuerda a AsiaNews: “Mons Sharma obró durante la monarquía y fue luego testigo de la revolución política que llevó el país a declarase república. Él asistió al cambio de Nepal de país indio a Estado laico”.

El obispo murió el día de la Inmaculada concepción a la edad de 78 años. Nació el 12 de diciembre de 1937 en el distrito de Gorkha. De familia hindú, se convirtió al cristianismo y en 1968 recibió la ordenación sacerdotal entrando a hacer parte de la Compañía de Jesús. Él trabajó en diversas instituciones de los jesuitas, entre las cuales la St. Joseph´s School de North Point, en la provincia de Darjeeling (en el Estado indio de West Bengal-ndr), donde luego fue nombrado rector. En esta escuela fue también docente de personajes políticos prominentes, entre los cuales los soberanos nepaleses, Birendra y Gyanendra.

En 1984 fue nombrado primer superior de Nepal y en 1996 el Papa Juan Pablo II lo nombró prefecto del país. Luego en el año 2007 fue elegido como primer obispo. En 2014 dejó el cargo por ancianidad y ahora su sucesor es mons. Paul Simick.

Su nombramiento como superior de la misión en Nepal representó una piedra fundamental para la difusión del cristianismo en el país asiático. Gracias a su personalidad y su larga amistad con la familia real, en 1993 logró obtener el reconocimiento oficial de la Iglesia católica. Esto permitió a los fieles católicos sentirse parte de la madre patria, cuando precedentemente eran considerados como los “fuera de casta”.

El prelado recibió favorablemente también la instauración del sistema republicano, cuando en 2006 el gobierno y las fuerzas maoístas llegaron a un acuerdo de paz que puso fin a los diez años de guerra civil. Hace algunos atrás había declarado a AsiaNews: “La laicidad no sanciona los derechos de las religiones, sino más bien crea armonía y solidaridad y garantiza la libertad de culto en modo imparcial”.

No obstante los graves inconvenientes provocados por el embargo, en vigor ya de hace tres meses, muchísimos nepaleses han querido rendir homenaje al obispo y participaron en las exequias. Hablando en su funeral, el profesor Upendra Devkota, ex ministro de Salud, dijo: “Él para mí un importante educador, prescindiendo de nuestros diversos. Fue realmente un gran docente, estimado y amado ya sea por la comunidad católica como también por las otras religiones. Fue un líder de todos”.

Durante su ministerio en Nepal, mons. Sharma contribuyó en fundar 23 escuelas, un centro pastoral, varias estructuras para minusválidos y consultorios médicos. Bajo su liderazgo, la comunidad católica trabajó al servicio de los pobres y de los necesitados. En 1990 fundó Caritas Nepal, que se ocupa de asistir y ayudar a los pobres y a los marginados. Mons. Sharma fue sepultado en Godovari, a uno quince quilómetros de la capital.

 

 

NEPAL_-_1211_-_Vescovo.jpg