Familias divididas entre Norte y Sur en Corea: los muertos ya superan a los vivos

De los 130.838 surcoreanos que desde 1998 se han registrado para reunirse con sus familiares en la parte Norte de la frontera, el 50,4% ya ha fallecido. Desde que el conservador  Lee Myung-bak venciera en las elecciones, en el año2008, se han desarrollado cuatro series de encuentros. Las tensiones en la península son pagadas por los más débiles.


Seúl (AsiaNews) – Por primera vez desde que fuera dividida la península coreana, entre los familiares que han quedado divididos  se halla que son más numerosos los muertos que los vivos. Al menos es lo que sucede en la parte Sur, puesto que el Norte jamás han brindado datos sobre un tema tan sensible. Según la Cruz Roja surcoreana, que es la encargada de gestionar los encuentros de reunificación, de los 130.838 surcoreanos que desde 1998 se han registrado para reunirse con sus parientes que viven en la parte Norte, el 50,4% ya falleció.

En relación a los sobrevivientes – un total de 64.916 personas – el 82,4% tiene más de 70 años de edad; el 56,6%, en cambio, ya ha superado los 80 años. A pesar de que estos datos reflejan la urgencia que reviste el hecho de permitir nuevos rounds, desde que la presidencia de Seúl fuera asumida por conservador  Lee Myung-bak (2008), se han desarrollado tan sólo cuatro series de encuentros de reunificaciones familiares.

El último de ellos se llevó a cabo en octubre de 2015. Estos momentos están entre los más angustiantes en la psicología de los coreanos; ellos recuerdan que en otro tiempo las dos partes de la península estaban unidas y que hay familias que fueron destrozadas por la guerra y la división, y que por decenios no han podido volver a verse, escucharse o escribirse.

Para participar, los ciudadanos que pueden demostrar que tienen un familiar vivo del otro lado de la frontera, se registran en el ministerio surcoreano de la Unificación. A partir de esta macro-lista, el gobierno de Seúl prepara diversas listas por orden de ancianidad y grado de parentesco: la prioridad es dada a quien es más anciano –pero que, al mismo tiempo, está en condiciones de soportar los inconvenientes físicos y mentales que conllevan estas reunificaciones- y a quien tiene familiares próximos, como pueden ser hijos, hermanos o hermanas.

En función de estos criterios, se llega a una lista de cerca de 1000 nombres, y el ministerio confía a una computadora –en el curso de una suerte de lotería que es transmitida por televisión- la elección de los nombres que serán incluidos en las reunificaciones. A éstos se agregan una serie de “condiciones” inherentes, en el caso de darse marcha atrás a último momento: quien participa es luego excluido de las listas. Siguen siendo desconocidos, en cambio, los métodos de selección aplicados por Pyongyang,  así como las estadísticas sobre los familiares de la parte Norte.

Luego de la histórica cumbre inter-coreana del año 2000 –que debía convertirá estos encuentros en eventos institucionales, las reunificaciones familiares se han desarrollado en 19 ediciones cara a cara, además de siete que fueron concretadas mediante videoconferencias. Solamente 18.800 familiares han podido encontrarse.

COREA_-_0322_-_Famiglie1.jpg