Año Nuevo bangladesí: el primer ministro hizo un llamamiento al respeto de todas las religiones
de Sumon Corraya

Ayer, el país celebró el comienzo del nuevo año 1423. El "Pahela Baishakh" es la fiesta laica más popular y se celebra con canciones, música y bailes. Incluso las iglesias han llevado a cabo funciones especiales. Sheikh Hasina condenó los recientes incidentes de extremismo islámico, pero también ha advertido a los blogger de escribir "declaraciones ofensivas sobre el islam."
 


Dacca (AsiaNews) - Millones de personas han celebrado ayer la "Pahela Baishakh", el Año Nuevo bangladesí. La festividad reúne cada año a personas con cultura, religión, casta y credo diferente, que celebran en armonía estar juntos en paz y serenidad. La víspera de Año Nuevo de este año ha adquirido una connotación especial, teniendo en cuenta los recientes incidentes de extremismo islámico que han ensangrentado el país. Por eso, la primera ministra Sheikh Hasina ha instado a la gente a respetar todas las religiones. "El islam - dijo - nos enseña que cada uno es libre de practicar su religión. El islam no dice hacer daño a la fe de otras personas. Por lo tanto, no hay que ofender los sentimientos religiosos de los demás".

Las celebraciones comenzaron en la madrugada, con celebraciones en las calles, el canto, el baile y la música. Incluso las iglesias en el país han organizado funciones especiales para honrar el momento.

Ayer comenzó el año 1423 del calendario bangladesí. Se trata de la principal celebración laica del país, sin connotaciones religiosas o culturales. Fue introducido por primera vez en 1556 por el emperador mogol Akbar, que quería simplificar la recaudación de impuestos en la región "Subah Bangla", que también incluye algunos Estados de la India. El cálculo de meses tiene características tanto de año lunar que del solar.

Ayer, las celebraciones se han caracterizado por una atención especial en la seguridad y la armonía entre la población. Tras del reciente homicidio del blogger en Dhaka, el quinto episodio de 2015, la primer ministro subrayó que algunos islamistas radicales están cometiendo errores y homicidios en nombre de la religión. "Ellos - dijo - están deshonrando el islam".

Hasina denunciado los nuevos intentos de sabotaje Año por parte de algunos grupos fundamentalistas y expresó dudas acerca de su conocimiento real de la fe islámica. "El Año Nuevo bangladesí - señaló - es una celebración universal y las personas vestidas con trajes tradicionales celebran y expresan su amor por nuestro país. No puedo entender por qué algunos se oponen a esta gran fiesta en nombre de la religión".

Sin embargo, la jefa del gobierno también advirtió a los "blogueros y pensadores ateos de lastimar los sentimientos religiosos de los demás en nombre de la libertad de pensamiento". "Se ha convertido en una moda - añadió - pasar cualquier cosa como ‘pensamiento libre’, también los delitos contra la fe. No lo considero pensamiento libre, sino suciedad. ¿Por qué escribir tanto lodo?".

Hasina concluyó: "yo creo en mi religión y considero inaceptable cualquier escrito que calumnie a mi profeta. Del mismo modo, considero inaceptables los insultos a otras religiones. Como musulmán, sigo mis preceptos religiosos". Finalmente planteó al gobierno la responsabilidad de los crímenes cometidos por esos escritos.

BANGLADESH_-_0415_-_Capodanno.jpg