Teherán pide ayuda a la ONU por los fondos iraníes congelados en EEUU, gestionados por la Corte suprema
de Darius Karimian

Una carta de Javad Zarif a Ban Ki-moon recuerda las injusticias sufridas por el pueblo iraní a causa de la política de los EEUU. Críticas a la Corte suprema, que permite la liberación de fondos congelados para recompensar a las víctimas del terrorismo en Beirut.


Teherán (AsiaNews)- Irán pidió a las Naciones Unidas intervenir con los EEUU para frenar la decisión de la Corte suprema, que permite el uso de unos dos mil millones de dólares en fondos iraníes congelados, para repagar a las víctimas de ataques terroristas de impronta chií, comprendido, también, el que fuera realizado contra la base de los marines de EEUU en Beirut en 1983.

La decisión de la Corte permitirá una ayuda para mil trescientos parientes de los doscientos cuarenta y un marines muertos en el ataque. El gobierno de EEUU considera que los responsables del atentado son los Hezbollah y ellos, según el gobierno de EEUU, son apoyados por Irán. Teherán rechaza las acusaciones y pide, en cambio,  que los fondos iraníes que están bloqueados en los EEUU sean repatriados, siendo que el embargo ya ha terminado.

En una carta al Secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Javad Zari,  destaca que la decisión de la Corte americana tendrá “catastróficas implicaciones” y erosiona el principio de la inmunidad de los Estados.

La diatriba estalló justo después de la finalización del embargo, cuando todos esperaban que  EEUU honrarían el acuerdo en materia nuclear que fue firmado en Viena en julio pasado. Según muchos observadores, Washington está haciendo de todo para minar dicho acuerdo, y esta polémica sobre los fondos para indemnizar a las víctimas del terrorismo es un modo para evitar la libre transferencia de los fondos iraníes de los EEUU a Teherán.

“La República islámica- se afirma en la carta- considera al gobierno de EEUU responsable de este insultante robo, enmascarado con una orden de la Corte,  y está determinada a tomar toda medida legal (a su disposición) para recuperar las propiedades robadas, así como los intereses acumulados a partir de la fecha en la cual éstas fueron bloqueados por los EEUU.

“Son los EEUU- continúa la carta- los que deberían pagar reparaciones al pueblo iraní por sus políticas de permanente hostilidad”. Y se acusa a Washington de haber “derrocado al gobierno que fuera elegido democráticamente en 1953 (el de Mossadek- ndr) y de haber apoyado “la brutal dictadura” del shá de Persia, que siguió inmediatamente después, desde 1953 a 1979. Y se dice que los EEUU deberían pagar a Teherán los daños por haber abatido un avión de pasajeros iraníes en 1988.

Dicha carta es la última de una serie de quejas de la parte iraní que ponen de relieve las dificultades para tener acceso al sistema financiero internacional- por un boicot de los EEUU- no obstante se vienen respetando los pactos del acuerdo. La administración estadounidense declara haber tomado nota de los reclamos, y está tratando de enfrentar las críticas iraníes.

john-kerry-and-mohammad-javad-zarif-.jpg