SinaĆ­, ataque a un puesto de control de seguridad egipcia: ocho muertos y diez heridos
de Loula Lahham

En el atentado involucrados policías y civiles. Hasta ahora no hay reivindicaciones oficiales del atentado. Un  grupo de terroristas abrió fuego a un puesto de control, luego llegó un vehículo lleno de explosivos. Daños a los edificios circunstantes. Es el segundo ataque en la zona de Sinaí desde el inicio de año.


El Cairo (AsiaNews)- Fueron asesinados ocho policías y resultaron heridas otras diez personas-entre los cuales cuatro civiles, tres mujeres y un hombre-el balance de un atentado contra un puesto de control de las fuerzas de seguridad en el barrio Al-Massaïd, en la ciudad de Arich, capital de la gobernación del Norte de Sinaí. El ataque sucedió esta mañana y no hay por el momento reivindicaciones oficiales. Según lo que refieren fuentes del hospital militar de la región, el balance es todavía provisorio y el número de las víctimas está destinado a aumentar porque algunos heridos están en condiciones gravísimas.

Por el momento no hay reivindicaciones oficiales del atentado, si bien la atención de los investigadores y dirigida hacia grupos extremistas islámicos, entre las cuales células yihadistas ligadas al Estado islámico (EI), muy activas en la zona.

El ataque inició cuando un grupo de terroristas abrió fuego contra un puesto de control, hiriendo algunos miembros de la “Protección civil” (apelativo usado para identificar a los Bomberos en Egipto, Ndr). A continuación, un vehículo llena de explosivos llegó a la zona; en la explosión murieron ocho oficiales de seguridad, otras diez personas resultaron heridas. La deflagración causó también graves daños a los edificios de la zona. La explosión causó también el derrumbe de un pequeño edificio anexo al puesto de control; los habitantes de la zona escaparon con pánico por el enfrentamiento a fuego y después por la explosión del vehículo kamikaze.

En respuesta al ataque, el ejército egipcio bloqueó las vías de acceso al lugar de la explosión para favorecer el trabajo de los socorredores y de las ambulancias; los heridos fueron llevados al hospital militar de  la ciudad.

Desde el inicio del año ya se registraron dos atentados similares en Egipto. El primero había provocado la muerte de cuatro militares y herir a otros cuatro; de las primeras reconstrucciones parece que detrás del ataque al puesto de control en la península de Sinaí, que sucedió el 7 de enero, estén elementos ligados al extremismo islámico. Hoy el nuevo ataque, que involucró también en este caso a soldados del ejeército gubernamental.

Además hay que subrayar la frecuencia con la cual se verifican atentados contra elementos de seguridad y miembros del ejército del Norte de Sinaí, que han provocado hasta ahora decenas de víctimas y heridos en esta región de frontera. De hace cuatro años se registran constantes infiltraciones de yihadistas, entre los cuales miembros ligados a Daesh (acrónimo árabe para el Estado islámico). Desde 2013 Egipto está comprometido en una durísima batalla para contrastar la escalada del terrorismo, particularmente activa justamente en la región de Sinaí.

EGITTO_-_attentato_sinaiok.jpg