Militante bangladesí suicida en Irak. La familia: Había dicho que iba a rezar
de Sumon Corraya

Neaz Morshed Raja abandonó a su esposa y a sus pequeños hijos para ir a combatir por el Califato. Fue filmado en un video, poco antes de hacerse explotar en Tikrit. Su nombre había sido colocado en la lista de los jóvenes desaparecidos después del atentado en el café de Dacca.


Dacca (AsiaNews)- “Había dicho que iba a rezar, pero no volvió más a su casa”. Es la narración de Zannatul Mawa, la hermana de un militante de Bangladesh radicalizado en su patria y fue a combatir a Irak en las filas del Califato islámico. El hombre, cuyo nombre era Neaz Morshed Raja, apareció recientemente en un video de Isis mientras estaba sobre un blindado y se preparaba a realizar un atentado suicida en Tikrit. La filmación del ataque se remonta a octubre de 2015, pero fue publicado sólo ayer. La familia del miliciano, que había denunciado su desaparición y esperaba volviese, declaró. “No entendemos cómo haya podido convertirse en un radical del Estado islámico”.

Zannatul narra que el hermano era un muchacho como tantos otros “y amaba ir a las fiestas. Luego cambió. Inició a no ir más a fiestas, y comenzó a frecuentar la mezquita. Se volvió una persona religiosa. Nosotros estábamos felices de su transformación. No podemos entender cómo haya podido hacer tal elección”.

Neaz Morshed Raja se fue de su casa hace dos años, dejando a la familia en la miseria y en la desesperación. “Su esposa. Continúa la hermana-enfrentó enormes problemas, habiéndose quedado con dos hijos”. La mujer reporta que, después de su desaparición, la familia supo que Neaz Morshed Raja se había transferido al extranjero y no habría jamás vuelto a Bangladesh.

El nombre del radical apareció por primera vez en la lista de las personas desaparecidas, redactada después de la masacre del 1 de julio de 2016 en el Artisan Bakery Café de la capital, en la cual murieron 20 personas. Después de aquel atentado las autoridades alentaron a los parientes a denunciar la desaparición de los propios familiares. Así surgió que muchísimos jóvenes bangladesíes, a menudo adoctrinados por imanes y profesores locales, han abandonado sus propias familias para combatir con los extremistas.

Fariduddin, tío del militante muerto suicida, declara: “Su padre, muerto en 2011, era una persona instruida y gentil. No logro entender cómo Neaz haya podido convertirse en un militante. Si mi hermano estuviese todavía vivo, le habría venido un infarto” 

BANGLADESH_-_0317_-_Attentatore_Isis_1.jpg BANGLADESH_-_0317_-_Attentatore_Isis_1.jpg BANGLADESH_-_0317_-_Attentatore_Isis_1.jpg