Pastor pentecostal asesinado en Punjab. Mons. Mulakkal: un ataque contra los cristianos
de Nirmala Carvalho

Sultan Masih era el pastor del “Temple og God Church”. Fue alcanzado por los disparos de pistola mientras estaba hablando por su celular. Obispo de Jalandhar: “La entera comunidad cristiana está herida en lo profundo”. La familia de la víctima bloquea la autopista. Sajan k George: “En el país prevalece la cultura del linchamiento”.


Ludhiana (AsiaNews)- El homicidio del pastor pentecostal Sultan Masih “fue un ataque contra la comunidad cristiana”. Está convencido Mons. Franco Mulakkal, obispo de Jalandhar, que a través de AsiaNews condena el asesinato del líder cristiano sucedida la noche del 15 de julio en un pueblo de Punjab indio. Si bien la policía todavía busca en la oscuridad y no se aventura sobre la identidad de los agresores, el obispo no tiene dudas: “Los asesinos sabían que era un pastor. Este ataque contra los cristianos hirió en lo profundo a la entera comunidad y causó inseguridad y agitación. No tenemos idea del motivo de su homicidio”.

Masih era el pastor del “Temple of God Church”, en la localidad de Slem Tabri. Quien lo conocía refiere que el hombre no tenía enemigos ni problemas con los vecinos. Él fue alcanzado por algunos tiros de proyectiles disparados por dos hombres a bordo de una motocicleta, que lo han atacado mientras estaba fuera de la iglesia y estaba hablando con su celular.

Ayer sus parientes y fieles de la comunidad salieron a las calles para pedir que se haga justicia pronto y que los asesinos sean arrestados. Por esto bloquearon la autopista Ludhiana-Jalandhar NH-1 (v. foto), rechazando también celebrar el rito fúnebre hasta cuando no obtengan respuestas ciertas. El bloqueo duró 3 horas y al final de la tarde se realizó el funeral.

Mientras tanto las autoridades han reforzado las medidas de seguridad en todas las iglesias del Estado, como medida preventiva. El jefe de los ministros Amarinder Singh concedió una indemnización de 500 mil rupias (unos 7 mil euros, Ndr) a la viuda de la víctima y ofreció puestos de trabajo en la policía de estado a los dos hijos (un varón y una mujer), de tal modo que ellos puedan mantener la familia. Sajan K George, presidente del Global Council of Indian Christians (GCIC), condena “la cultura del linchamiento y la ausencia de la ley que prevalecen en muchas partes de India y que están alimentando el odio y el clima de impunidad. Nosotros queremos la paz. Violencia y homicidios son contra las enseñanzas de cada religión”.

 

INDIA_-_0717_-_Pastor_Sultan_Masih.jpg