Doha acusa a Riad de bloquear a sus peregrinos que se dirigen a La Meca

Los peregrinos qataríes podrán llegar, aunque no en compañías aéreas del Qatar; deberán contar con la visa de los dos únicos puertos de entrada: Yeda y Medina. Para Doha, se están mezclando política y religión. Riad: se quiere internacionalizar el problema. La peregrinación debiera realizarse en septiembre, y es el signo de la unidad entre todos los musulmanes del mundo. 


Doha (AsiaNews/Agencias) – Las autoridades del Qatar acusan a Arabia Saudita de poner obstáculos a la peregrinación del Hajj en La Meca para los fieles qataríes, al no garantizarles ninguna seguridad al respecto.

La polémica “religiosa” se suma a la tensión diplomática y comercial estallada en el pasado mes de junio, cuando Riad y sus aliados comenzaron el boicot contra Qatar, al que acusan de sostener grupos terroristas y de cultivar vínculos con el Irán chiita.  

Desde el 20 de julio, Arabia Saudita ha puesto algunas condiciones para los peregrinos que llegan a La Meca provenientes del Qatar: ellos deben usar una compañía aérea aprobada por Riad, puesto que Qatar tiene prohibido sobrevolar el reino saudita. También deberán tramitar una visa a su llegada a Yeda y Medina, los únicos puntos de entrada posibles para ellos.  

El ministerio de asuntos islámicos del Qatar acusó a  Riad de “mezclar la política con uno de los pilares del islam, lo cual arriesga privar a muchos musulmanes de su deber religioso”.

Habría uno 20.000 fieles de Qatar dispuestos a participar en la peregrinación. Según Arabia Saudita, es Qatar el que ha interrumpido los registros y las facilidades previstos para el viaje a La Meca. Algunos medios del Golfo acusan a Doha de querer “internacionalizar” la crisis con este reclamo referido a la religión y al Hajj, una acusación que Qatar rechaza.  

El Hajj, la peregrinación a La Meca, es uno de los pilares del islam y debiera ser llevado a cabo cuando menos una vez en la vida. Este año, la misma debiera realizarse a principios de septiembre. La peregrinación también es una celebración de la unidad y de la fraternidad de la comunidad musulmana mundial.  

En junio pasado, Arabia Saudita, Bahréin, Egipto y los Emiratos interrumpieron sus relaciones diplomáticas con Doha, a la vez que bloquearon el comercio e impusieron sanciones, que incluyen el cierre de su espacio aéreo a las aerolíneas del Qatar.  

   

 

Saudi_Arabia___Meccah.jpg