Las religiones coreanas piden por un verdadero tratado de paz entre norte y sur

Una ceremonia inter-religiosas celebrada en Seoingiu, en el 64to aniversario del fin de la guerra y la proclamación de la tregua que aún sigue vigente. El presidente de la Conferencia episcopal coreana reafirma la oposición de la Iglesia al THAAD.  


Seúl (AsiaNews) – Un llamado a una “paz verdadera” entre las dos Coreas fue llevado a cabo durante la ceremonia inter-religiosa desarrollado en Seoingiu en conmemoración del 64to aniversario del fin de la guerra y la proclamación de la tregua que aún sigue vigente.   

El 3 de agosto, católicos, protestantes y budistas recordaron aquel 27 de julio de 1953 que marcó el fin del conflicto, pero en el cual faltó un cierre de paz. “Si la paz no se afirma de modo definitivo en la península coreana –afirmó Mons. Hyginus Kim Hee-joong, presidente de la Conferencia episcopal coreana – se derrumbará la paz en todo el noreste de Asia, y la península coreana se convertirá en un barril de pólvora listo para explotar y hacer estallar otra guerra”.  Y continuó diciendo: “Nosotros necesitamos un tratado de paz, y no sólo uno de tregua”.

Mons. Kim Hee-Joong luego reafirmó una vez más la oposición de los obispos al THAAD (Terminal High Altitude Area Defense), el sistema de defensa anti-misiles proyectado e implementado por los Estados Unidos para hacer frente a eventuales ataques de Pyongyang. "Querer instalar la paz con las armas es algo ilusorio –sostuvo-. El THAAD no puede traer paz a Corea”. El arzobispo de Kwangju agregó que el despliegue del THAAD “fue llevado a cabo sin el consenso de la población, razón por la cual debiera ser considerado. Para [lograr] la paz, tendremos que trabajar juntos para la preparación de un tratado”.

En la celebración participaron cerca de 400 personas, pertenecientes a todas las expresiones religiosas presentes en Corea del Sur. 

North_korea_160004001.jpg