El premier Sirisena despide al ministro de Justicia por ser demasiado crítico de China

Wijeyadasa Rajapakshe condenó en público el acuerdo multimillonario referido al puerto de Hambantota. La cesión a Beijing del 70% de dicho área ha sido valuada en 1,1 millardos de dólares. Las protestas de la población local, que teme ser desalojada. 


Colombo (AsiaNews) – El primer ministro de Sri Lanka, Maithripala Sirisena despidió a  Wijeyadasa Rajapakshe, el guardasellos de su gobierno. En más de una ocasión, él había osado criticar en público el acuerdo multimillonario a través del cual el mes pasado Sri Lanka cedió a la China la mayor parte del puerto de Hambantota, situado en el sur de la isla. La escala portuaria se convertirá en un nodo fundamental del proyecto “One belt, One road”, el cinturón de puertos, rutas y ferrocarriles en todo el sur y el centro de Asia, que permitirá que los productos chinos lleguen hasta el corazón de Europa.

Gayantha Karunathillaka, vocero del gobierno de Colombo, ha fundamentado la salida de Rajapakshe refiriéndose a la traición en relación al partido. “Él ha violado la responsabilidad colectiva del gabinete, hablando abiertamente sobre el acuerdo de un modo desfavorable”, ha declarado. En efecto, el titular de la cartera de Justicia en reiteradas oportunidades ha condenado la cesión del área a la China Merchants Port Holdings (CMPort), de propiedad china, que pasará a poseer el 70% del capital del Hambantota International Port Group, que manejará el puerto y la terminal portuaria. Según Rajapakshe, el acuerdo valuado en 1,1 millardos de dólares ha sido una verdadera y auténtica “liquidación” al mejor postor.

El político no es el único que se opone al proyecto comercial. Antes de él, y a lo largo de varios meses, la población dio vida a protestas y manifestaciones callejeras en contra del mega-proyecto de Beijing.  Los habitantes temen ser desalojados de sus propias tierras y terminar convirtiéndose en una colonia china. De hecho, los acuerdos prevén que la zona portuaria sea concedida a China por 99 años y la mismísima CMPort ha dicho que el gobierno de Sri Lanka ha asegurado que en los próximos 15 años no emprenderá ningún proyecto en un radio de 100 kilómetros desde Hambantota, de modo de no entrar a competir directamente con el puerto. 

SRI_LANKA_-_CINA_-_0825_-_Porto.jpg