Consejo de Seguridad de la ONU sobre Corea del Norte: Guerra, sanciones, diálogo

Embajadora de EEUU: Pyongyang está suplicando una guerra. La paciencia de los EEUU “no es ilimitada”. Para China y Rusia es necesario poner un freno a aquello que incrementa la tensión. Que se detengan los ejercicios militares conjuntos, a cambio del diálogo con el Norte. Putin habla por teléfono con Moon Jae-in. Trump propone vender armas a Corea del Sur. 


Nueva York (AsiaNews)- En la reunión de emergencia del Consejo de seguridad de la ONU para enfrentar la nueva crisis norcoreana, se registraron diversas posiciones. La más “guerrera” es la de  los EEUU. En su intervención, la embajadora Nikki Haley dijo que con la nueva y potente experimentación nuclear realizada hace dos días, Pyongyang “está suplicando una guerra”. “La guerra -dijo- no es algo que los EEUU deseen… No la queremos, pero la paciencia de nuestro país no es ilimitada”.

Desde hace tiempo que los EEUU afirmando que “todas las opciones”, incluyendo la de una operación militar “están sobre la mesa”.

Según la embajadora china Liu Jieyi, “el problema de la península (coreana) debe ser resuelto en modo pacífico. China jamás permitirá el caos y la guerra en la península”. La propuesta china es que Seúl y Washington terminen con los ejercitaciones militares conjuntos a cambio de un congelamiento de la carrera armamentista de Pyongyang. El Norte ve en estos ejercicios militares como un simulacro de invasión y pidió al Consejo de Seguridad que se convoque a un encuentro para discutir sobre esta cuestión.          

Vassily Nebenzia, embajador ruso, declaró que las soluciones militares no pueden resolver las problemáticas de la península coreana y que hay una “necesidad urgente de mantener la mente fría” y “frenar toda acción que pueda incrementar la tensión”.

Para  Haley “el tiempo de la diplomacia está prácticamente agotado” y los  EEUU piden que se llegue a una resolución antes del 11 de septiembre. Su propuesta será circulada durante la semana. Es probable que el documento exija nuevas y más pesadas sanciones contra Pyongyang, que incluyan el embargo del petróleo, con el cual la economía del Norte se vería profundamente afectada.

Al margen del encuentro en Nueva York, un vocero del Kremlin declaró que es fácil hablar de guerra para las naciones que están lejos de la región (haciendo clara referencia a los EEUU), pero que los países de la región necesitan contener sus reacciones.

Mientras tanto, el presidente Valdimir Putin tuvo una conversación telefónica con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in. También el presidente de EEUU, Donald Trump habló por teléfono con Moon, proponiendo a Seúl aumentar la adquisición y el despliegue de armamento.

KOREA_Kim_Jong-un_dialogue.png KOREA_Kim_Jong-un_dialogue.png