En 2016, más de 40 millones de esclavos y 152 millones de niños empleados en trabajos forzados

Los datos están contenidos en dos documentos. El estudio fue realizado por la Organización Internacional de Trabajo, Walk Free Foundation y la Organización Internacional para las migraciones. Entre las formas modernas de esclavitud figuran los matrimonios forzados. Tres de cada cuatro víctimas son mujeres o jovencitas.  


Nueva York (AsiaNews/Agencias) – Hay más de 40 millones de “esclavos modernos” y cerca de 152 millones de niños empleados en trabajos forzados. Es el lúgubre escenario delineado por los últimos dos reportes, difundidos hoy, redactados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en colaboración con la Walk Free Foundation y la Organización internacional para las migraciones. Según los expertos, en el 2016 al menos 40,3 millones de personas fueron convertidas en esclavos para trabajos forzados, explotación sexual o tareas en el rubro doméstico. En lo que respecta a los menores de edad –niños cuyas edades van de 5 a 17 años- constreñidos a trabajar, el mayor número se encuentra en África (72,1 millones), seguida por la región de Asia-Pacífico (62 millones). Es dura la denuncia contenida en el texto: “Los trabajadores forzados producen la comida que ingerimos y las prendas de vestir que llevamos. Limpian los edificios donde vivimos y trabajamos”.

Por primera vez, el estudio comprende también los matrimonios forzados, muy difundidos en los países del sur de Asia, donde la mayoría de la población es islámica. Las estimaciones –que seguramente son más bajas que los datos reales, debido a la dificultad que supone verificar las condiciones efectivas de las mujeres- reportan que 15,4 millones de personas han sido obligadas a contraer matrimonio contra su voluntad. De éstas, más de un tercio de las víctimas (en su mayoría, niñas) eran menores de edad al momento de celebrarse la boda.  

Entre las víctimas, las más golpeadas son justamente las mujeres y las jovencitas: tres de cada cuatro, lo cual representa un total de 29 millones (71%). Las investigaciones evidencian que el 99% de las mujeres son empleadas en el mercado del sexo, y el 84% de éstas incluso han sido forzadas a casarse con su verdugo.  

En lo que respecta a la esclavitud en el ámbito del trabajo, que afecta a cerca de 25 millones de habitantes en todo el mundo, en primer lugar se coloca la explotación de la mano de obra de la construcción, del rubro doméstico y de la agricultura.  Las causas de la explotación son variadas, y van desde la pobreza a la necesidad de saldar una deuda contraída con anterioridad. En el informe se subraya que el fenómeno está difundido de un modo capilar en todos los países.  

En el segundo documento que fue difundido hoy, dedicado en particular al fenómeno del trabajo infantil, los datos son alarmantes: al menos uno de cada 10 niños del mundo es obligado a  trabajar.  Traducido a números, se habla de 64 millones de niñas y 88 millones de varones. En la franja etaria que va de los 5 a los 14 años, se calcula que más de un tercio de los chicos jamás ha asistido a la escuela, y el 35% de ellos lleva a cabo tareas riesgosas. En la franja etaria que va de los 15 a los 17 años, el promedio semanal de horas trabajadas es de 42 horas. Esto quiere decir que deben renunciar al estudio y a la posibilidad de construirse un futuro mejor. 

ASIA_-_0919_-_Schiavi.jpg