Partido nacionalista: la India no es un país para cristianos

Hoy, un editorial del Shiv Sena declara que la India pertenece a los hindúes. Desde que el Partido Bharatiya Janata está en el poder, la violencia contra los cristianos se ha intensificado. En 2015, ocurrieron 365 episodios de violencia.


Nueva Delhi (AsiaNews / Agencias) - India es en primer lugar un país hindú, y luego de todos los demás. Lo sostienen los radicales hindúes del Shiv Sena, aliado del Bjp (Bharatiya Janata Party) en Maharashtra. Con un editorial publicado esta mañana en "Saamana", el organo de prensa del grupo, dicen: "Hay más de 50 países para los musulmanes. Los cristianos tienen países como Estados Unidos y Europa. Los budistas tienen a China, Japón, Sri Lanka y Myanmar. Los hindúes no tienen otro país que este".

El editorial reprende y "corrige" la declaración del 27 de octubre hecha por Mohan Bhagwat, jefe de la RSS (Rashtriya Swyamsevak Sangh, grupo paramilitar ultranacionalista hindú). En una conferencia en Indore, dijo que "Hindustan es un país hindú, pero eso no significa que no pertenezca a otros", refiriéndose a otras confesiones religiosas.

Los nacionalistas han abogado durante mucho tiempo por el nacimiento de un Estado confesional hindú, a pesar de que la Constitución india garantiza la libertad de religión. Desde cuando en el 2014 aumento el poder de Bjp en la Unión, los episodios de intolerancia hacia las minorías se han intensificado. Específicamente, se acusa a los cristianos de conversiones extorsionadas por la fuerza o persuasión económica, distribución de material religioso contra el hinduismo o secuestro de niños y tribales para obligarlos a cambiar de religión.

Citando los datos del informe elaborado por el Ministerio del Interior de la India, la United States Commission on International Religious Freedom (Uscirf) informa que en 2015 los episodios de violencia contra los cristianos fueron 365, más de tres veces más que los 120 de 2014. Estos incidentes involucraron a más de 8,000 fieles. El mismo comité informa que en 2016 el promedio de los ataques contra un religioso cristiano fue de 10 por semana. En una carta dirigida al primer ministro Narendra Modi, 101 intelectuales indios afirman que entre el 2014 y el 2016 han sido más de 600 los actos de violencia. Los activistas del All India Christian Council describen la violencia en detalle: iglesias destruidas e incendiadas, cristianos obligados a renunciar a su fe, interrupción de oraciones, profanación de tumbas y cementerios. 

INDIA_-_1030_-_India_agli_indù.jpg