Prohíben el festival de oración budista en la academia de Larung Gar

El encuentro de oración venía celebrándose hace 21 años. La prohibición se asienta en el exceso de población en el marco del festival, y en el incumplimiento de la reestructuración urbanística exigida oportunamente. En un año, se destruyeron más de 4.000 residencias monásticas y 4800 monjes y monjas tibetanos fueron expulsados. 


Beijing (AsiaNews/RFA) – Las autoridades chinas de Sichuan han prohibido los preparativos y el desarrollo del festival de oración budista que iba a realizarse en la academia de Larung Gar. Anteriormente el gobierno de Sichuan había otorgado el permiso para su realización, pero el 29 de octubre pasado dio curso a la prohibición.

El festival debía llevarse a cabo el 6 de noviembre. El evento venía realizándose desde hace 21 años, hasta que una prohibición emanada el año pasado pasó a bloquear esta tradición.

La academia reúne a decenas de miles de jóvenes tibetanos y chinos que buscan profundizar su fe a través del estudio de textos sagrados del budismo tibetano. Hace tiempo que la misma está bajo la mira de las autoridades. Un año atrás, se ordenó una reestructuración urbanística del complejo, destruyendo cantidad de viviendas y expulsando a muchas personas que residían en el lugar.

Este año, las autoridades han justificado la prohibición de realizar el festival, alegando el hacinamiento de personas que esto supondría, y aduciendo que la reestructuración exigida oportunamente no ha sido debidamente completada.  

Según fuentes de RFA, desde el año 2016, las autoridades chinas ya han destruido 4725 residencias monásticas, y el número llega a ser de 7.000 si se toma el mismo dato desde el año 2001, cuando el gobierno dio por iniciados los esfuerzos tendientes a reducir la presencia de monjes y monjas en el complejo. Desde el año 2016, más de 4825 monjes y monjas fueron expulsados, obligándolos a regresar a sus países de origen, privándolos de la posibilidad de profundizar en su religión.   

Desde el 20 de agosto pasado, el centro budista de Larung Gar ha pasado a ser gestionado por seis tibetanos que son miembros del Partido Comunista chino

Larung_Gar.png