‘En dos años’ se repatriará a los Rohingyás
de Sumon Corraya

El acuerdo se refiere a 156.000 personas que huyeron de las violencia en 2016 y 2017. Myanmar se compromete a acoger 1.500 Rohingyás por semana. Se está construyendo un campo para hospedar temporalmente a 30.000 musulmanes que regresarán.


Dacca (AsiaNews)- Bangladés y Myanmar han acordado repatriar “en un plazo de dos años” a los Rohinyás evacuados por las recientes violencias en el Estado birmano occidental de Rakhine. Es cuanto refieren las autoridades de Dacca, al finalizar los encuentros del Grupo de trabajo conjunto (JWC) que se realizó en Naipyidó en los últimos dos días. Como seguimiento de los compromisos asumidos el  23 de noviembre pasado , ambos países fijan así la primera hoja de ruta clara que permitirá que cientos de miles de refugiados puedan regresar a Myanmar.

El acuerdo se refiere a unos 156.000 Rohingyás que huyeron de Rakhine durante los dos mayores episodios de violencia de los últimos años: en octubre de 2016 y en agosto de 2017, cuando se inició el éxodo de más de 650.000 musulmanes. Sin embargo, el pacto aún no abarca a aquellos refugiados que vivían en Bangladés antes de 2016, y que las Naciones Unidas estiman en 200.000.      

Myanmar se compromete a recibir 1,500 Rohingyás por semana. Medios del Estado reportan que Naipyidó está construyendo un campo para hospedar temporalmente a 30.000 personas que huyeron del país y que ahora regresarán. Los 150.000 metros cuadrados de la estructura de Hla Po Khaung alojarán a estas personas en 625 edificios, de los cuales 100 estarán terminados para fin de mes.

Algunos Rohingyás en Bangladés expresan a AsiaNews su satisfacción por el acuerdo. “Estoy muy feliz al saber que podremos volver a nuestra tierra natal y un día morirnos”, declara Nurul Islam, que lleva 35 años viviendo como refugiado en los campos de Cox´s Bazar. “En Myanmar fuimos perseguidos y queremos ver que se haga justcia”. Al joven le hace eco un compañero: “No sólo queremos ser repatriados, sino también vivir en paz. Nuestro gobierno debe garantizarlo. Estamos felices de volver a nuestro país y permanecer allí con derechos, como ciudadanos”.

Rohingya.jpg Rohingya.jpg Rohingya.jpg Rohingya.jpg