Kuala Lumpur prohíbe la película Padmaavat: ‘Es chocante para la sensibilidad islámica’

En los últimos meses, el poema épico atrajo críticas feroces de los grupos radicales hindúes de la India. El blanco de las protestas es la presunta historia de amor entre una reina hindú y un monarca musulmán del siglo XIII. El film fue retirado de cartelera en las 90 salas del país.


Kuala Lumpur (AsiaNews/Agencias) – El distribuidor local para la película Padmaavat confirma que su apelación ante el Film Censorship Board of Malaysia (LPF), para revocar la prohibición que rige sobre la proyección de la película, fue rechazada. Dirigida por el director indio Sanjay Leela Bhansali, el largometraje tiene como protagonistas a dos personalidades de relieve del cine bollywoodense: la estrella Deepika Padukone y su colega Ranveer Singh.

En los últimos meses, el poema épico se atrajo feroces críticas de los grupos radicales hindúes en su patria. Se dio lugar a la distribución en las salas de cuatro Estados (Gujarat, Madhya Pradesh, Bihar y Rajasthan) que protestaron por la lectura distorsionada y ofensiva de los hechos históricos. Sólo tras la intervención de la Corte Suprema, se permitió la proyección en los cines. En noviembre, un líder regional del BJP (Bharatiya Janata Party), el partido gobernante, incluso ofreció una recompensa de 1, 5 millones de dólares a quien fuese capaz de decapitar al director o a la célebre actriz protagonista.

Lo que desencadenó las protestas de políticos nacionalistas y líderes religiosos indios fueron algunas indiscreciones sobre la película, que, en principio habría contenido una escena romántica entre la reina hindú Padmavati y el rey invasor musulmán, Alauddin Khilji. La historia narra la vida de una mitológica reina hindú del siglo XIII  (Rani Padmini, del pueblo de Rajput) y fue tomada de un texto del siglo XVI, del poeta indio Malik Muhammad Jayasi, titulado “Padmāvat”. La noble mujer era esposa del monarca del pueblo de Rajput, en la región de Mewar, que fue objeto, según la leyenda, de las miras expansionistas del gobernante del sultanato de Delhi, Alauddin Khalji.

La película ha suscitado duras críticas, incluso en Malasia, país donde la Constitución establece que el islam es la religión de Estado, y el 61,3% de la población se declara musulmán. Según afirma la sociedad distribuidora del filme en Malasia, el ente de censura de Kuala Lumpur motiva su decisión  sugiriendo que la película contiene elementos que resultan chocantes para la sensibilidad de los musulmanes. En el filme se sostiene que Alauddin quedó tan cautivado por la belleza de Padmavati, al punto de emprender una guerra contra el marido, otro soberano, para así conquistarla.  Hace dos días, el LPF ha confirmado la prohibición de la proyección, que estaba programada a partir del 25 de enero pasado, en 90 salas del país.   

MALAYSIA_-_0131_-_Padmaavat.jpg