Duma, llegan los expertos en armas químicas. Moscú responde a Londres: no a las manipulaciones

Para hoy se prevé la llegada de los inspectores OPCW al ex enclave rebelde. La delegación británica denunció el bloqueo de las investigaciones. Expertos de EEUU hablan de cloro y gas nervioso en la sangre y en la orina de las víctimas. Lavrov: las acusaciones contra Rusia “son prefabricadas”. Anoche hubo un nuevo ataque de misiles (no confirmado) contra una base en Homs.


Damasco (AsiaNews/Agencias)-  En la jornada de hoy los inspectores de la Organización para la prohibición de las armas químicas (OPCW) podrán acceder a Duma, en Guta oriental, teatro de un presunto ataque con armas químicas de parte del ejército gubernamental. El ataque, desmentido por rusos y sirios, provocó la respuesta conjunta de EEUU, Francia y el Reino Unido, con una serie de ataques, llevados a cabo el fin de semana pasado, que han provocado el inicio de una escalada de la tensión.

El equipo internacional de expertos se encuentra en el país árabe desde el 14 de abril pasado, pero hasta ahora no había obtenido vía libre para poder acceder al territorio recientemente recuperado y actualmente bajo el control de Damasco (con la ayuda de Moscú). La delegación británica había denunciado el bloqueo de las investigaciones sobre el ataque químico, acusando al Kremlin de querer atrasar la investigación.

Ya han transcurrido 11 días desde el acto final de la ofensiva gubernamental contra el bastión rebelde (con infiltraciones yihadistas) situado en la periferia de la capital. Los expertos deberán recoger fragmentos del suelo y otros elementos, para comprobar la presencia de susstancias químicas.

Los expertos estadounidenses que se desempeñan en el OPCW expresaron preocupación en lo que se refiere a una posible “contaminación” de las pruebas por parte de los militares rusos. Una acusación que fue rechazada por Moscú, que afirma que la espera se debió exclusivamente a un “atraso” técnico y no se realizaron manipulaciones. Fuentes del ministerio ruso de Relaciones Exteriores citadas por la agencia Tass afirman que el “atraso se debió a los efectos del ataque conducido por los EUU y por sus aliados”.

En una entrevista a la Bcc el jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov garantizó que Moscú “no manipuló" el área, desmintiendo las acusaciones británicas. Él agregó que las presuntas pruebas dadas por EEUU, Londres y París se fundan en meros “testimonios sacados de las redes sociales y de los periódicos y son todos “montajes”. Al final, Lavrov no ahorra acusaciones contra las 3 potencias del bloque occidental que habría desatado la venganza antes deque los expertos de la OPCW desarrollasen sus investigaciones independientes.

Fuentes estadounidenses relanzan las acusaciones, sosteniendo haber recogido muestras de sangre y orina de las víctimas que presentan rastros de cloro y gas nervioso.

Mientras tanto, la tensión también sigue siendo muy elevada en el plano militar: la TV del Estado sirio habló de un nuevo ataque de misiles en horas de anoche. Las defensas anti-aéreas se habrían activado tras interceptar la presencia de misiles en el espacio aéreo de la región de Homs. El ataque habría tenido como objetivo una base aérea militar en la periferia de Shayrat. Se trata de la misma base puesta en la mira el año pasado en el ataque químico contra la ciudad de Khan Sheikhun.

Con anterioridad a ello, Israel admitió su responsabilidad en el ataque desatadao en la noche del 8 al 9 de abril, en el cual fue atacada la base T4, ubicada al este de Homs.

SIRIA_-_ispettori_ghoutaok.jpg