Đà Nẵng, sacerdote redentorista para la asistencia sanitaria a los 400 veteranos del sur
de Trung Tin

“Muchos se conmueven por esta demostración de amor. El amor de Jesús llegó a ellos”. El Pbro. Joseph Đinh Hữu Thoại sirve a los últimos en los territorios montañosos situados alrededor de Đà Nẵng. Su obra se ve obstaculizada por los duros controles y la “presión” ejercidos por las autoridades locales. Los padres redentoristas llevan años comprometidos en programas de beneficencia destinados a los ex combatientes de la República de Vietnam, derrotados por los comunistas.


Ho Chi Minh City (AsiaNews) – El Pbro. Joseph Đinh Hữu Thoại, sacerdote de los padres redentoristas, lanzó un programa de asistencia sanitaria gratuita para más de 400 soldados sud-vietnamitas que viven en condiciones precarias en el Vietnam central. Se trata de combatientes de la ex República de Vietnam filo-americana, que fuera derrotada por el ejército norvietnamita que en el año 1975  reunificó el país después de 20 años de conflicto. El gobierno comunista de Hanói olvidó, o más bien abandonó, a unos 20.000 soldados que sufrieron graves heridas en el campo de batalla, y que hoy se ven imposibilitados de ganarse la vida, razón por la cual se ven obligados a mendigar por las calles de la metrópolis.

Los redentoristas llevan años comprometidos en programas de beneficencia orientados a los veteranos. Desde el año 2013, los sacerdotes han organizado con regularidad el programa “Gratitud para con los veteranos sud-vietnamitas” y otras iniciativas como la asistencia sanitaria o el apoyo espiritual a más de 6.000 veteranos, 3.500 solo en 2017. Ellos pudieron beneficiarse con cobertura del seguro de salud, donaciones en dinero, regalos y boletos gratuitos para poder viajar a Ho Chi Ming City desde las provincias vecinas. Junto a los sacerdotes, hay médicos, enfermeros y voluntarios que los alientan, los confortan y se preocupan por ellos.

En 2016, los redentoristas de Saigón enviaron al padre Joseph Đinh Hữu Thoại para servir a los últimos en los territorios montañosos situados alrededor de Đà Nẵng, ciudad cuya modernidad contrasta con las difíciles condiciones económicas y la marginación social en la que viven miles de católicos, entre los cuales hay muchos niños. Antes de entonces, el sacerdote era jefe en el Departamento de Justicia y Paz de la congregación y en el sur del país había conducido un proyecto gracias al cual cerca de unos 800 veteranos habían podido realizarse análisis clínicos gratuitos.

Desde el pasado 16 de abril, el padre Joseph Đinh Hữu Thoại está trabajando en una iniciativa análoga entre las provincias de Phú Yên y Quảng Tri. Aquí las dificultades enfrentadas por el sacerdote y por los voluntarios colaboradores son graves a causa de los duros controles y debido a la “presión” que las autoridades locales ejercen sobre los ex soldados sud-vietnamitas. También cuesta mucho conseguir fondos para financiar las actividades, siendo que las comunidades católicas de la región están entre las más pobres del país.

“Desde el primer día en que comenzó este programa -afirma el p. Joseph Đinh Hữu Thoại – no tuvimos jamás suficiente dinero, pero los recursos no faltaron. Continuamos nuestra obra de caridad hacia estos grupos. Al mismo tiempo, pensamos y discutimos con atención sobre cómo llevar adelante el trabajo y compartir nuestras experiencias con los demás. También pedimos ayuda a los benefactores, médicos, enfermeros y voluntarios, para que ellos se unan a nosotros en todas las actividades del programa destinado a los ex soldados de la República de Vietnam”.

El p. Joseph Đinh Hữu Thoại expresa satisfacción por cómo está yendo la iniciativa y declara: “Sacerdotes, doctores, enfermeros y voluntarios están muy contentos de ver los ‘rostros felices’ de los veteranos. Muchos se conmueven por esta demostración de amor. El amor de Jesús llegó a ellos. Nuestro trabajo no se limita a darle ‘regalos’ o a conseguirles una consulta médica, o a los consejos de los doctores. Lo más importante y esencial es que ellos se sientan felices y no sean olvidados. Además, tienen la oportunidad de encontrarse con sus camaradas, recordando los tiempos heroicos. En particular, se sienten muy felices cuando encuentran personas que los aman”.

VIETNAM_-_0502_-_Sacerdote_e_veterani_.jpg