Pyongyang deja la puerta abierta a los EEUU

La decisión de Trump no es “coherente con el deseo de la humanidad, de paz y estabilidad en el mundo”. Seúl, “muy desconcertada” por la decisión, promete continuar los esfuerzos para dar seguimiento al acuerdo logrado en abril. Desconcierto y preocupación de la comunidad internacional.


Seúl (AsiaNews/Agencias) – Pyongyang deja abierta la puerta para el diálogo con Washington. Es lo que hoy afirmó Kim Kye-gwan, el viceministro norcoreano de Relaciones Exteriores en declaraciones a la agencia de prensa oficial de Pyongyang, KCNA, en respuesta a la decisión del  presidente de los EEUU de cancelar el encuentro con Kim Jong-un, previsto para el 12 de junio en Singapur.

“Quisiéramos hacer saber, una vez más, que tenemos la intención de sentarnos con la parte de los EEUU y resolver el problema, prescindiendo del método, en cualquier momento”, informa Kim Kye-gwan, y agrega: la decisión de Trump no es “coherente con el deseo de la humanidad, de paz y estabilidad en el mundo, sin mencionar el de aquellos [que viven] en la península coreana”.

Ayer, la primera reacción ante la carta de Trump provino de Seúl. La Casa Azul está “muy desconcertada” por la decisión de los Estados Unidos, de la cual no estaba al tanto. El presidente surcoreano Moon Jae-in convocó a una reunión de emergencia de sus funcionarios de seguridad a las 11 y media de la noche de ayer, e hizo un llamamiento a Trump y a Kim para que tengan un “diálogo más directo y cercano”. Hoy, Cho Myoung-gyin, ministro surcoreano de Unificación, afirmó que el Norte se muestra “sincero” en su compromiso a favor de desnuclearizar, y que el gobierno de Seúl seguirá haciendo su parte para aplicar el acuerdo alcanzado el mes pasado por los dos líderes coreanos.

Asimismo, Singapur, que debía ser anfitrión de la histórica cumbre, expresó “malestar” por la cancelación. En un tuit, el ministerio de Relaciones Exteriores espera que “continúen los esfuerzos tendientes a lograr una paz duradera y estabilidad en la península coreana”.

Por su parte, el secretario de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, afirmó estar “profundamente preocupado por la cancelación del encuentro programado”, y ha pedido a las dos partes mostrar “nervios de acero para que se pueda [obtener] un objetivo que todos compartimos: la verificable y pacífica desnuclearización de la península coreana”.

También surgieron voces de desconcierto en Europa. Ayer, el vocero de la premier Theresa May, afirmó que el Reino Unido está “decepcionado” por la decisión de Trump. Por su parte, el presidente francés Emmanuel Macron, de visita en Moscú, afirmó que espera que este movimiento sea “sólo un percance en un proceso que debiera proseguir”. A su lado, el presidente Vladimir Putin expresó el deseo de que, a futuro, el diálogo sea retomado, que prosiga y que la cumbre se celebre”.  

T2P6Y6QY.jpg