Madhya Pradesh, escuelas católicas: ‘Miedo de nuevos ataques al iniciarse el año escolar’
de Nirmala Carvalho

La semana próxima se retoman las clases. En todo el Estado indio, la Iglesia administra 507 escuelas. En los últimos meses, los radicales hindúes atacaron algunos institutos. Los episodios han causado “perturbación en las jóvenes mentes” de los alumnos. Las escuelas católicas alojan a estudiantes de cualquier religión y grupo social. Sacerdote: “Todos son nuestros hijos”.  


Bombay (AsiaNews) – Luego de los ataques perpetrados en los últimos meses por parte de radicales hindúes en las escuelas católicas del Madhya Pradesh, en los institutos ahora circula una sensación de miedo en vista de la reanudación de las clases. Es lo que cuenta a AsiaNews el Pbro. Maria Stephen, vocero de la Iglesia católica en la región de Madhya Pradesh. En todo el Estado indio, informa “hay 507 centros educativos católicos. Continuaremos con nuestro apostolado educativo, para ofrecer una servicio a la comunidad”. Luego reafirma: “Seguiremos ofreciendo una educación de calidad a toda la nación y para toda la población, desde las áreas rurales más remotas, a las periferias urbanas, además de en las ciudades y pueblos”.

En el Estado de Madhya Pradesh, la reapertura de las escuelas está prevista para la próxima semana. En los últimos meses, algunos institutos gestionados por la Iglesia católica han sido el  blanco de ataques de los fundamentalistas hindúes. Los episodios más violentos se registraron en dos centros educativos: el St. Mary Post Graduate College de Vidisha y el St. Joseph Convent School en el municipio de Ratlam. En el primer caso, los activistas del Akhil Bharatiya Vidyarthi Parishad (ABVP), el ala juvenil del BJP [Bharatiya Janata Party, partido nacionalista hindú actualmente en el gobierno - ndr], se presentaron en la escuela pretendiendo ingresar para cumplir con el ritual votivo del “Bharat Mata Aarti”, dedicado a la “Madre India”. En el segundo caso, los nacionalistas del Bajrang Dal [ala juvenil militante del grupo fundamentalista hindú Vishva Hindu Parishad – ndr] acusaron a la administración de suspender a 20 estudiantes por entonar una eslogan patriótico. En realidad, los directivos habían tomado medidas contra dos jóvenes que cantaban un himno a la “Madre Tierra”, y los sancionaron por comportamiento inapropiado.

El P. Stephen remarca que en el Estado indio “la Iglesia católica trabaja en el campo de la educación para todas las comunidades –hindúes, musulmanes, cristianos, tribales y dalits-. Todos, nadie es excluido”. A pesar de que hay preocupaciones al respecto, admite: “lo que deseamos es poder continuar prestando este servicio a la comunidad escolar entera, sin que haya interferencias o disturbios provocados por elementos extremistas”. Según el sacerdote, “nuestra misión es construir el futuro de la nación, brindando a los niños una educación de calidad, y dotándolos de todas las habilidades necesarias para el futuro. Además de brindar las materias escolares, nuestras escuelas organizan numerosos eventos dedicados a los estudiantes, tanto a nivel local como estatal. Éstos abarcan competencias deportivas, debates, representaciones teatrales. Todo ello forma parte de una ‘educación holística’”.

En lo que respecta a los alumnos, el padre Stephen afirma; “Todos son nuestros hijos. No existe la discriminación en base al credo. Lo mismo debiera pasar para todos aquellos que se abocan al mismo sector, en la comunidad y en la sociedad. Y luego informa, preocupado: “Las interferencias y los episodios de hostigamiento actuados por facciones de extrema derecha han provocado perturbación en la mente de los niños, porque estos jóvenes son fácilmente impresionables. Dichos incidentes causan conmoción, escándalo, no sólo en los menores, sino también en la sociedad”.

Por todos estos motivos, el sacerdote hace un llamado encarecido: “Pido que el gobierno ‘vele’ [por la situación] y obligue a la administración a desarrollar un rol activo para asegurar que las escuelas desarrollen su función sin incidentes. El gobierno debe poner en funcionamiento sus recursos y contener los desórdenes antes de que éstos ocurran. Así, nuestras escuelas podrán continuar enseñando con regularidad, la educación de nuestros hijos no se verá interrumpida y podremos llevar adelante la misión de construir la sociedad y la nación a través del apostolado de la educación”.

INDIA_-_0611_-_Scuole_Madhya_Pradesh_1.jpg INDIA_-_0611_-_Scuole_Madhya_Pradesh_1.jpg