Llega a Kabul la Caravana de la paz después de recorrer 700 km en 40 días

Caminaron bajo el sol abrasador mientras ayunaban por el Ramadán. De todas las edades, comparten el dolor de la violencia que han presenciado y el deseo de paz. Los talibanes rechazan la extensión de la tregua y anuncian nuevos ataques. ISIS nunca ha detenido los ataques.


Kabul (AsiaNews / Agencias) - Después de recorrer más de 700 km durante casi 40 días bajo el ardiente sol de Afganistán, la Caravana de la paz  llega a Kabul. Los activistas traen un mensaje claro al gobierno y a los talibanes: pongan fin a la guerra.

La marcha comenzó en mayo desde la provincia de Helmand, luego de un ataque suicida que se cobró decenas de víctimas en marzo. Al principio eran ocho los marchantes. Esta mañana, 90 personas llegaron a Kabul, reconocibles por las bandas azules que llevan sobre el pecho. Los miembros del convoy tienen entre 17 y 65 años, y todos han respetado el ayuno de Ramadán.

Para unir a estas personas están la violencia que presenciaron y el pedido desesperado de paz, hecho en voz alta, a veces entre el llanto y siempre con visible emoción. Algunos de ellos han renunciado a sus puestos de trabajo para participar en la manifestación, haciendo un llamamiento a las personas y los jóvenes para que alcen sus voces y reclamen la paz. "Pedimos a los talibanes, dice uno de ellos a Tolo News, que detengan el derramamiento de sangre. Queremos la paz e incluso si perdemos nuestras vidas, continuaremos este movimiento".

El más joven de ellos es Mohammed Tahir, de 17 años, a la cabeza de la fila. Durante días empujó un carro con artículos para todas las emergencias: muletas, paraguas, sandalias y paneles solares para cargar el teléfono celular.

Uno de ellos, Bahlul Patyal, es un farmacéutico que se unió a la caravana en Lashkar Gah (al sur de Afganistán, a más de 600 km de Kabul). En cada descanso en una mezquita, trataba las heridas y los dolores de estómago de los manifestantes con gasas, drogas y buen humor, bromeando con ellos: "Mi esposa me dijo que no me atreviera a ir a casa si no adelgazo en esta marcha". (ver foto 3, izquierda).

Los miembros del convoy adelantaron la solicitud de paz con aún más fuerza durante los días del Eid (15-17 de junio), marcados por una histórica tregua entre el gobierno y los talibanes. Un armisticio sin precedentes de tres días, ahora llegando a su fin: el grupo islamista rebelde permaneció sordo a la llamada de los activistas y del gobierno afgano, que pidió una extensión de la tregua. Después de compartir "selfies" y celebrar con los militares afganos el final del mes sagrado para el islam, el grupo anunció que pronto volverá a atacar.

Para los afganos, la paz parece aún muy, muy lejana entre los talibanes e Isis, estos últimos lejos de cualquier armisticio. Los días 16 y 17 de junio, durante las celebraciones del Eid, atacantes suicidas golpearon Jalalabad, matando a 36 y luego a 19 personas. Parece que entre los muertos hay talibanes, fuerzas gubernamentales y civiles. El Estado Islámico ha reclamado sólo el primero de los ataques, pero se sospecha que también es responsable del segundo.

AFGHANISTAN_-_0618_-_Marcia_della_pace_2.jpg AFGHANISTAN_-_0618_-_Marcia_della_pace_2.jpg AFGHANISTAN_-_0618_-_Marcia_della_pace_2.jpg AFGHANISTAN_-_0618_-_Marcia_della_pace_2.jpg