Pontianak festeja nuevas vocaciones religiosas en las Hermanas de la Inmaculada (Fotos)
de Mathias Hariyadi

Mons. Agus exalta el coraje de las jóvenes al decir “sí” a la vida religiosa y expresa su “gratitud” hacia ellas. Cinco postulantes y tres novicias nuevas para la casa de Santa Teresa de Lisieux. En el convento de San Antonio, dos hermanas pronunciaron sus votos perpetuos, y 19 novicias, los temporales.  


Pontianak (AsiaNews) – A pesar de la caída en las vocaciones que afecta a la Iglesia indonesia, en el último mes, las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción de la Madre de Dios (HFIC) de Pontianak (Kalimantan Occidental) han recibido en su comunidad a cinco postulantes, 22 novicias y dos monjas. Son los frutos que las religiosas han cosechado por su dedicación a la promoción de la vida religiosa. Esto dio pie a iniciativas exitosas como “Live-in”, que ofrece a las hermanas la posibilidad de pasar algunos días en medio de las distintas comunidades de la provincia y en casa de los fieles.   

El 10 de julio pasado, cinco jóvenes -que aspiran a ingresar a la orden- se volvieron postulantes en la casa de Santa Teresa de Lisieux en Pontianak. Ellas son Agnes Indrisari Yuliana y Yohana, ambas originarias de la arquidiócesis de Makassar (Célebes del Sur); Tarlia Marsedes, Jubilia Inge Agustin y Vebriabi Lidia Kusmayani, de la arquidiócesis de Pontianak. Las recibieron el obispo local, Mons. Agustinus Agus, y sor Irene, superiora provincial de las HFIC, y directora del programa de formación para el noviciado, que las cinco comenzarán el próximo año.

El mismo día, las postulantes María Paulina Guyum (diócesis de Sanggau), Kristine Natalia y Theodora Yenita Yeni (arquidiócesis de Pontianak) se volvieron novicias. En el mensaje que dirigió a las ocho aspirantes a religiosas, Mons. Agus resaltó “el coraje demostrado por ellas, al seguir la vocación a la vida consagrada”. “Debemos expresar nuestra gratitud a estas jóvenes, por su fuerte compromiso al decir “sí” –declaró el prelado-, mi consejo es claro y real: no tengan miedo de convertirse en monjas”.

Dos semanas antes, un alegre evento tuvo lugar en otro centro de las HFIC en Pontianak: el convento de San Antonio. Durante una ceremonia sencilla, oficiada por cuatro sacerdotes capuchinos, sor Oktaviana Safitri y sor Stella Linda pronunciaron sus votos perpetuos, un mes después de haber concluido su período de formación religiosa. En la misma celebración, 19 novicias pronunciaron sus votos temporales.

a_hapy_SFIC_new_novice_with_her_new_cassock_with_entertaining_gesture_by_another_senior_nun.jpeg