EEUU aplica sanciones por el pastor protestante arrestado. Erdogan: Mentalidad evangelista y sionista
de Osman Demir

Quizás esta sea la primera vez que los EEUU apliquen sanciones contra un país aliado en la OTAN. Las medidas afectan a personalidades de los ministerios de Justicia e Interior. Se dio a conocer una declaración sobre la libertad religiosa en Turquía, que lleva la firma del patriarca Bartolomé I, del vicario armenio Aram Atesyan y del Rabino Mayor, Ishak Haleva. Erdogan usa al pastor como “moneda de cambio”, para obtener la extradición de Fethullah Gülen.


Estambul (AsiaNews) – Estados Unidos decidió imponer sanciones sobre los ministerios turcos de Justicia e Interior, en vista de que continúa detenido el pastor americano Andrew Brunson.

Brunson, un cristiano evangélico de Carolina del Norte, pasó casi dos años en prisión, y actualmente se encuentra bajo arresto domiciliario, por motivos de salud. La justicia turca lo acusa de tener lazos con el líder religioso Fethullah Gülen, quien está exiliado en Pennsylvania, tras haber huido del país. Gülen sería la mente detrás del fallido golpe de Estado ocurrido hace dos años, que condujo al arresto de decenas de miles de personas de todos los estratos sociales. El pastor siempre ha negado cualquier involucramiento con Gülen.  

La vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha dicho que los EEUU exigen que el pastor Brunson pueda regresar a su país, puesto que “no vemos pruebas de que él haya cometido equivocación alguna”.  

Las sanciones prevén el bloqueo de todas las propiedades o intereses de los miembros de los dos ministerios responsables del arresto, y la prohibición de efectuar transacciones comerciales con ellos, la cual rige para todos los ciudadanos americanos.

Quizás esta sea la primera vez que las sanciones de los EEUU golpean a un país que es aliado en la OTAN.

Las amenazas de sanciones surgieron en los últimos días por boca de Donald Trump y del vicepresidente Mike Pence, quienes acusaron a Turquía de violar la libertad religiosa.

Ayer, Erdogan criticó este lenguaje “amenazante” y reivindicó que Turquía “no tiene el más mínimo problema en lo que respecta a las minorías religiosas”.

 

Prácticamente respaldando sus afirmaciones, poco tiempo antes, algunos religiosos de Turquía habían difundido una declaración conjunta en la cual niegan que se ejerzan presiones sobre sus seguidores en el país.  

Según el periódico Hurriyet, cercano al partido de gobierno, la declaración fue firmada por el patriarca greco-ortodoxo Bartolomé I de Constantinopla, por el Vicario patriarcal armenio, el arzobispo Aram Atesyan y por el  Rabino Mayor de Turquía, Ishak Haleva.

Rechazando la posición asumida por los EEUU, Erdogan la ha definido como propia de una mentalidad “evangelista, sionista”.

Dos días atrás, un tribunal rechazó el pedido de liberación de Brunson presentado por su abogado. La próxima audiencia del proceso será el 12 de octubre.

Muchos observadores reconocen que el pastor Brunson está siendo utilizado como una “moneda de cambio”. Con frecuencia Erdogan mismo ha expresando que él estaría dispuesto a cambiar al pastor protestante por el “predicador”, es decir, Gülen, de quien los EEUU no quieren conceder la extradición. 

Turchia-_trump-brunson-erdogan.jpg