El Cairo, detuvieron a un ex-monje por el homicidio del obispo copto

Los investigadores dispusieron la detención de Wael Saad, que fue expulsado de la orden en los días posteriores al asesinato de obispo Epiphanios. Él permanecerá en custodia cautelar en la cárcel, aguardando la formalización de la causa. Por el momento se desconoce el móvil. El hombre habría atacado al obispo en la cabeza con un caño de hierro.

 


El Cairo (AsiaNews/Agencias)- Por el homicidio del obispo copto ortodoxo Anha Epiphanios, prior del monasterio de San Macario en Wadi Natrun asesinado a fines de junio, el fiscal egipcio detuvo a un ex monje, expulsado recientemente de la orden. Wael Saad -este es el nombre del sospechoso- permanecerá 4 días en custodia cautelar, mientras espera que sea formalizada la causa de la acusación.

La noche del 29 de julio el obispo de 63 años, Ephifanios fue encontrado sin vida y con profundas heridas en la cabeza dentro del monasterio situado en una zona desértica en el noroeste de El Cairo. Por el momento se desconoce el motivo que llevó al ex-religioso a matar a su superior.

Según informan los investigadores, Wael Saad habría usado un caño de hierro para atacar a muerte al obispo. El asesinato sembró el pánico y el temor dentro de la comunidad copta ortodoxa egipcia, que representa casi el 10% del total de la población.

Wael Saad, que cuando era monje se hacía llamar Isaiah al-Makari, fue exclaustrado y expulsado de la orden en los días posteriores a la muerte del obispo Epiphanios. En un primer momento, las autoridades eclesiásticas habían explicado que la decisión estuvo motivada por investigaciones en curso que daban cuenta de las  “violaciones continuas” a los deberes impuestos por el uso del hábito y por su pertenencia a la orden religiosa.

Después de la muerte violenta de Anba Epiphanios, la Iglesia copta ortodoxa inició una dura campaña contra el comportamiento lascivo e impropio de algunos monjes. Por el momento han congelado al menos por un año la admisión de nuevos candidatos a la orden monástica.

La cúpula de la Iglesia copta impuso la clausura de las redes sociales -como Facebook a Twitter- y el mismo Papa Teodoro II dio el ejemplo eliminando todas sus cuentas, por otro lado poco usadas en el pasado. Según algunas fuentes bien informadas, detrás de la decisión estaría el disenso creciente entre diversas almas de la Iglesia en mérito al homicidio del obispo.

Por el momento no ha habido comentarios oficiales por parte de las máximas autoridades eclesiásticas.

EGITTO_-_vescovo_ucciso_monaco.jpg