Descalzos por la paz y con un mensaje al mundo: 'Dejen de matarnos' (Foto)

La Caravana de la Paz comenzó en Kabul el pasado 10 de agosto. Habían recorrido 700 km. Son 42, y 25 no usan zapatos y tienen los pies con numerosas heridas. La paz todavía parece muy lejos.


Kabul (AsiaNews) - Descalzos desde Kabul hasta Balkh para pedir la paz. Es el nuevo camino emprendido por la Caravana de la Paz, que comenzó en mayo desde Helmand y llego a la capital el 18 de junio. Habían recorrido unos 700 km a pie bajo el sol abrasador. Entre Kabul y Balkh (norte del país) hay aproximadamente 550 km. Su pedido de alto el fuego y la paz no se detiene, ni siquiera por las llagas que cubren los pies de muchos de ellos.

"Hemos partido de Kabul el 10 de agosto - dijo esta mañana a Asianews Bismillah Watandost, portavoz del grupo (ver  foto 2.) - Ahora nos encontramos en la provincia de Baghlan, en el distrito Khinjan. Somos 42 y 25 estamos descalzos. Vamos desde Kabul hasta Balkh descalzos". El mayor desafío de los últimos días fue pasar por el túnel de Salgan (ver foto 4), una sección fría y ventosa de unos 2.6 km de largo. Seis de los miembros se enfermaron y fueron llevados al hospital. "Ahora están bien", agrega Watandost.

"Nuestro mensaje es para la gente, para que se plantee y exija la paz y el alto el fuego al gobierno, a los talibanes. Para ambas partes involucradas en el conflicto", comenta Watandost.

Sin embargo, su llamada no se detiene en las fronteras afganas. En Kabul, los activistas organizaron sentadas de tres días frente a numerosas embajadas y las oficinas de las Naciones Unidas. "Pedimos al mundo, a la ONU, a todas las personas del mundo que nos den el alto al fuego y la paz. En muchos aspectos, esta es una guerra extranjera. Muchos países están involucrados en esta guerra y nos están matando. Si no ven esta situación, si no piden la paz y el alto al fuego, entonces estos países nos matarán a todos".

La paz en el país todavía parece muy lejana. Después de días de fuertes enfrentamientos en las últimas semanas, el 20 de agosto, los talibanes han respondido a un alto al fuego propuesto por el gobierno afgano con el secuestro (y más tarde la liberación) de cerca de 200 pasajeros de tres autobuses en la provincia norteña de Kunduz. Hace dos días, los rebeldes acordaron asistir a una cumbre de paz en Moscú. Pero el gobierno afgano no tomará parte. 

fe9eb07a-6a7a-4dbd-af53-8039f0621321.jpg fe9eb07a-6a7a-4dbd-af53-8039f0621321.jpg fe9eb07a-6a7a-4dbd-af53-8039f0621321.jpg fe9eb07a-6a7a-4dbd-af53-8039f0621321.jpg