Estados Unidos llama a sus diplomáticos en los países que rompieron relaciones con Taiwán

Hace algunos días, el Senado votó una ley que exige la reducción de relaciones y de ayudas con y para aquellos gobiernos que rompan relaciones diplomáticas con Taiwán. En el pasado, Trump había amenazado con reconocer a Taipéi. 


Washington (AsiaNews/Agencias) –Estados Unidos ha llamado a sus altos representantes diplomáticos de tres países de América Central y del Caribe que han cortado relaciones con Taiwán para estrechar lazos con la República Popular de China.

Una declaración del Departamento de Estado estadounidense difundida hoy, comunica que los embajadores de la República Dominicana y de El Salvador, así como el encargado de negocios en Panamá, fueron llamados “para asesorarse sobre cuestiones vinculadas a las recientes decisiones” de no reconocer a Taiwán.

Hace años que Taipéi y Beijing entablan una guerra diplomática utilizando a los países en vías de desarrollo, ofreciéndoles apoyo económico y otro tipo de ayudas, como moneda de cambio para el reconocimiento diplomático.  

Panamá abandonó las relaciones con Taipéi el año pasado, para alinearse con Beijing; la República Dominicana hizo otro tanto en mayo de este año; El Salvador se sumó en agosto.

La lucha de Beijing contra Taipéi se ha vuelto incluso más reñida luego de la victoria presidencial de Tsai Ing-wen, del Partito Demócrata del Progreso (DPP), en 2016. Se presume que el DPP apunta a la independencia de Taiwán, y la misma Tsai, al asumir el cargo, hizo silencio sobre el principio de “una sola China”.  

Actualmente, sólo 17 Estados del mundo reconocen a Taiwán: hasta hace dos años, eran 22. En Europa sólo se cuenta el Vaticano. Pero muchos Estados mantienen relaciones económicas y culturales con la isla “rebelde” que Beijing querría someter nuevamente a la obediencia.

Uno de los aliados más importantes de Taiwán es justamente Estados Unidos, pese a que Washington reconoció a la República Popular de China en 1979. Los EEUU son los primeros proveedores de armas de la isla y están dispuestos a intervenir, en caso de un ataque violento a Taiwán por parte de China.

Hace tres días, el Senado de los EEUU introdujo una ley que autoriza al Departamento de Estado a reducir las relaciones y la asistencia con y para cualquier gobierno que se aparte de Taiwán.

Esta toma de posición viene a agudizar las tensiones que rigen entre los EEUU y China, vinculadas a la “guerra de aranceles” en curso. En el pasado, el presidente de los EEUU Donald Trump amenazó con reconocer a Taiwán en caso de que Beijing no pusiera freno a su “manipulación del yuan” y no restableciera un equilibrio en su balanza comercial con los Estados Unidos. 

TAIWAN-El_Salvador.jpg